• 11:22
  • Miércoles, 18 de Octubre de 2017

NUEVO ESCÁNDALO PARA EL SINDICATO DE CLASE

Copas gratis en una discoteca de Sevilla para los congresistas de CCOO

Indignación por un vídeo del congreso de CC. OO en Andalucía en el que el presidente de la mesa ofrece "copas gratis" durante dos días en una discoteca sevillana

Humberto Muñoz
Humberto Muñoz
Copas gratis en una discoteca de Sevilla para los congresistas de CCOO

ALGECIRAS. – El sindicato Comisiones Obreras ha copado titulares en los últimos días, no por sus gestiones o acciones sindicales, sino por la juerga gratis que han vivido durante el reciente Congreso celebrado en Sevilla, en el que el presidente de la mesa recordaba a los asistentes, que “disponían de una invitación a copas durante esa noche y la siguiente en Bilindo, una discoteca de Sevilla".

El vídeo, que ha revolucionado las redes, es claro y no deja lugar a dudas. El presidente de la mesa, Humberto Muñoz, presidente también de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, anunciaba a los presentes que en “la mochila” que se entregó a cada participante, había una tarjeta de la discoteca Bilindo, en el Parque de María Luisa, en la que “no solo es válida para la primera copa, sino que todas son gratis, la primera noche y la segunda”.

 

Tras las críticas, el sindicato CCOO de Andalucía ha tenido que salir al paso y aclarar que “no se van de juerga gratis” durante la celebración de los congresos. El sindicato se ha mostrado indignado por la publicación del vídeo en diferentes medios de comunicación, y dice ahora que la tarjeta en cuestión, solo suponía un descuento promocional.

CCOO Andalucía afirma que los medios que han publicado dicha información no se han puesto en contacto con esta Confederación ni con el establecimiento en cuestión para contrastar y confirmar dicho hecho, habiendo publicado un titular y una información no veraz.

A la vista de las declaraciones del propio Humberto Muñóz, es CCOO quien trata ahora de camuflar la información ofrecida en el foro oficial ante los delegados del sindicato, queriendo culpar al mensajero.