• 07:42
  • Martes, 30 de Mayo de 2017

ESTRICTO CONTROL DESDE BIEN TEMPRANO

Algeciras ha estado blindada por tierra y mar

Las fuertes medidas de seguridad, por recomendación del Ministerio del Interior, han permitido vivir la jornada festiva con absoluta normalidad

La Policía Local ha patrullado por el Llano Amarillo
La Policía Local ha patrullado por el Llano Amarillo
Algeciras ha estado blindada por tierra y mar

ALGECIRAS. – Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local y Policía Portuaria, han realizado en la jornada previa a la festividad de los Reyes Magos una impresionante labor de vigilancia y control, durante las dos grandes citas que hoy han congregado a miles de personas en las calles de una ciudad, que se ha sentido segura.

 Desde muy temprano, efectivos de estos cuerpos de seguridad, han realizado tareas de prevención en diversos puntos de la ciudad, destacando el bloqueo de la avenida Virgen del Carmen en ambas direcciones, con la colocación en lugares estratégicos, de grandes camiones de la empresa de limpieza Algesa para evitar atentados como los ocurridos en Berlín y Niza el pasado año.

Dos embarcaciones de la Guardia Civil escoltan la llegada de los Reyes Magos1

En el Llano Amarillo y durante el recorrido del Arrastre de Latas, la presencia policial ha sido mucho más visible que en otras ocasiones, con patrullas a pie y en moto por parte de los agentes de la Policía Nacional y Local, vigilancia constante en diversos puntos del Llano Amarillo por parte de la Policía Portuaria, y en el mar, dos embarcaciones de la Guardia Civil controlando el acceso a la zona por el muelle de Ribera.

Un camión de Algesa bloquea la avenida Virgen del Carmen

La intensa jornada de este miércoles, ha seguido tras el Arrastre con miles de personas en las calles disfrutando del buen día que nos ha regalado una tarde ideal, donde se han llenado los bares y restaurantes de la zona, además del Parque María Cristina, donde la pista de hielo sigue siendo el principal atractivo.

Hasta la salida de la Cabalgata, la vigilancia no ha cesado, y se ha hecho más patente de nuevo durante el desarrollo de la misma.

Policía Nacional vigilando en el Llano Amarillo1

Ningún incidente que destacar, solo la intervención por la mañana de los servicios de emergencia en varias ocasiones, para atender a varias personas que fruto del calor, sufrieron desmayo y lipotimias. En una de ellas, el propio alcalde, José Ignacio Landaluce, tuvo que ejercer su profesión de médico para atender a un músico que había sufrido un desvanecimiento.

Felicitar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a la Policía Local y Portuaria, y en general, a todas aquellas personas que hoy han trabajado para que miles de personas hayamos podido disfrutar de un día seguro.