• 16:59
  • Miércoles, 18 de Octubre de 2017

SUCESOS

La detención de un delincuente pone en evidencia la falta de medios de la Policía Portuaria

La Policía Portuaria detiene a un peligroso delincuente, con orden de ingreso en prisión, “con una defensa y un spray”

Un vehículo de la Policía Portuaria
Un vehículo de la Policía Portuaria
La detención de un delincuente pone en evidencia la falta de medios de la Policía Portuaria

Agentes de la Policía Portuaria del Puerto de Algeciras, han procedido a la detención de un individuo sobre el que pesaba una orden de detención y de ingreso en prisión, emitida por un juzgado de Barcelona.

El sospechoso fue detectado por un agente, escondido debajo de uno de los módulos asistenciales destinados para la OPE, por lo que dio aviso al Centro de Control y Emergencias de la Policía Portuaria para que lo localizaran a través del sistema de videovigilancia.

Minutos mas tarde, el sospechoso fue visto en la zona de la Lonja del Muelle Pesquero, solicitando, al parecer, indicaciones a un usuario de cómo salir del recinto portuario, dirigiéndose posteriormente a la salida del Acceso Central Paco de Lucía, donde realizó una maniobra esquiva para tratar de eludir el control y entrar de manera irregular en el país.

Al percatarse de la presencia policial, el sospechoso emprendió la huida hasta esconderse en el edificio de aparcamientos junto al helipuerto, donde fue localizado con la ayuda de una patrulla de la Guardia Civil que acudió al aviso.

Precisamente la Guardia Civil fue la encargada de instruir las diligencias sobre un individuo que no se trataba de un “simple indocumentado”, sino que pesaba sobre él una orden requisitoria interpuesta por un Juzgado de Barcelona, de ingreso en prisión.

Desde el Sindicato Profesional de Policía Portuaria –SPPLB- se reclama por enésima vez que se dote a los agentes de la Policía Portuaria de los medios de autodefensa adecuados, pues como en este caso, los agentes actuantes portaban tan solo “una defensa y un spray”. Elementos que les hubiesen sido totalmente insuficientes en el caso de que el ahora detenido se hubiese enfrentado a estos violentamente, máxime si hubiese dispuesto de algún arma de fuego.