• 01:10
  • Domingo, 25 de Febrero de 2018

DENUNCIA DE IZQUIERDA UNIDA

El ambulatorio Menéndez Tolosa lleva ocho años esperando obras de mejora

En 2010 el Ayuntamiento concedió licencia a la Junta para las obras, pero al no comenzar la licencia caducó. En 2016, la Junta anunció de nuevo las obras de las que no se sabe nada

Ambulatorio Algeciras Centro en la Plaza Menéndez Tolosa
Ambulatorio Algeciras Centro en la Plaza Menéndez Tolosa
El ambulatorio Menéndez Tolosa lleva ocho años esperando obras de mejora

La formación Izquierda Unida ha denunciado el retraso de casi dos años que llevan las obras de mejora del Ambulatorio Algeciras Centro, situado en la Plaza Menéndez Tolosa, que ni siquiera han comenzado a pesar de anunciarse su proyecto en marzo de 2016 por parte de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

Se trata de un nuevo incumplimiento de la administración autonómica con Algeciras que se suma a una larga lista en la que se echan el falta colegios, centros de salud, conservatorio, mejoras en el hospital y un largo etcétera de demandas que esperan que algún día puedan convertirse en realidad.

Inmaculada Nieto, parlamentaria por la formación de izquierdas, ha presentado una serie de iniciativas parlamentarias al objeto de recabar un pronunciamiento de los responsables de salud de la Junta.

Recuerdan desde Izquierda Unida que el compromiso de la Junta llegó tras la cesión por parte del Gobierno de España del espacio que ocupaba la Tesorería de la Seguridad Social en el inmueble. La Junta se comprometió en marzo de 2016 a redactar el nuevo proyecto con la incorporación de este espacio, pero a día de hoy, “las obras aún no han comenzado y el proyecto no se sabe en qué momento se encuentra” afirmaba la diputada de Izquierda Unida.

Hay que recordar que este mismo edificio del Ambulatorio ya sufrió un retraso con el anterior proyecto, al caducar la licencia municipal que le fue otorgada para la remodelación en el año 2010, y que contemplaba obras por valor de 2,5 millones de euros e incluían la remodelación de cinco plantas, la fachada y la modernización de la instalación eléctrica. El plazo inicial previsto era 18 meses.

Ocho años después, el edificio y los usuarios siguen esperando las mejoras prometidas.