• 08:55
  • Domingo, 25 de Junio de 2017

XXXII JORNADAS TAURINAS CIUDAD DE ALGECIRAS

Emilio Mera, un taurino ejemplar, eje de la 2ª sesión de las Jornadas Taurinas de Algeciras

La tertulia contó con la presencia de los matadores Carlos Corbacho y Jose Luis Moreno, el ganadero Manuel Ángel Millares, y Victoriano Mera, hermano del homenajeado

La mesa de esta segunda jornada
La mesa de esta segunda jornada
Emilio Mera, un taurino ejemplar, eje de la 2ª sesión de las Jornadas Taurinas de Algeciras

ALGECIRAS. - No había que convencer a nadie, porque quienes le conocieron coinciden a la hora de definir a Emilio Mera, la figura homenajeada en esta 2ª sesión de las XXXII Jornadas Taurinas Ciudad de Algeciras. Nuevamente, el patio de butacas presentaba un aspecto prácticamente lleno, contando además con la presencia de diversos profesionales taurinos de la ciudad.

La tertulia contó con la presencia de los invitados Carlos Corbacho y Jose Luis Moreno, ambos matadores de toros, Manuel Ángel Millares, ganadero, y Victoriano Mera, hermano del homenajeado y fue moderada por el periodista Bernardo Prado. Si algo tuvieron en común las intervenciones de los invitados, fue la valoración de Emilio como persona generosa donde las hubiera, con personalidad y su reconocimiento como lo que toda la vida se ha llamado "taurino", concepto complejo de explicar y que en la actualidad tanto escasea, al igual que la personalidad.

De Emilio se destacaron muchísimas cosas, una persona que empezó joven en el mundo del toro y estuvo durante 11 temporadas ejerciendo como Mozo de Espadas del añorado maestro Miguel Mateo Miguelín, acabando dicha etapa en 1973 y pasando a vestir al maestro Luis Miguel Dominguín. A la vez, contaba con una cualidad casi innata para hacer labores como veedor, gran conocedor del campo ganadero, de los encastes, de la morfología, en definitiva, sabía ver al toro bravo, hasta el punto de, según palabras de M.A. Millares, conocerse al milímetro su ganadería y ser él quien la llevara a sus cotas más altas.

Tras su etapa como mozo de espadas, se dedicó a apoderar a varios diestros, entre ellos a Manuel Díaz El Cordobés y a José Luis Moreno además de formar parte esencial del equipo del empresario Paco Dorado. Durante su intervención, Jose Luis Moreno reconoció que fue precisamente Emilio quien le enseñó a amar y respetar al toro y a la profesión y disfrutar de ella.

 Apenas nos acercábamos al año 2000 cuando Emilio nos dejó, aun joven, 58 años. Pero una cosa es evidente, Emilio dejó huella en cuantos le conocieron. También una de sus hijas, Rocío, visiblemente emocionada, fue invitada a subir y contar cómo era como padre. Su hermana Eva también estaba presente en la jornada. Un bonito recuerdo-homenaje que todos os asistentes hemos podido disfrutar.

Para la tarde-noche de hoy miércoles, el tema será "Sentimiento capotero", en la que intervendrá el diestro José Garrido, joven promesa, que además viene de indultar un toro en el coso francés de Nimes esta misma semana y que podremos ver sobre nuestro albero. Contará con la presencia del periodista Javier Bocanegra.