• 15:00
  • Martes, 12 de Diciembre de 2017

NIÑOS AFECTADOS POR PICADURAS

Halcones contra las gaviotas para acabar con los parásitos en el Puerta del Mar

La empresa Águilas del Estrecho, está llevando a cabo una actuación con halcones y águilas que ya al segundo día de su aplicación está demostrando una gran efectividad.

La delegada oye las explicaciones de Oscar Martos sobre el procedimiento que se sigue
La delegada oye las explicaciones de Oscar Martos sobre el procedimiento que se sigue
Halcones contra las gaviotas para acabar con los parásitos en el Puerta del Mar

La delegada de Educación, Laura Ruiz, ha visitado el colegio Puerta del Mar para constatar si resulta eficaz la actuación que está llevando a cabo la empresa “Aguilas del Estrecho” para ahuyentar mediante halcones y águilas a las gaviotas que  ocasionan muchos problemas en el mencionado centro. La delegada estuvo acompañada por la directora del colegio, Inmaculada Llorca, por el responsable de la empresa, Oscar Martos, y por un técnico de la delegación.

Laura Ruiz explicó que la dirección del CEIP trasladó hace unas semanas el gran problema que estaban padeciendo con las gaviotas, que acudían masivamente al patio de recreo, e incluso estaban provocando picaduras debido a unos ácaros que tienen en su plumaje.

Según manifestó “a partir de ahí el alcalde realizó gestiones ante al delegación territorial de Educación, donde informaron sobre el proceso a seguir y las autorizaciones necesarias”. Así, se contactó con la empresa Águilas del Estrecho, que está llevando a cabo una actuación con halcones y águilas que ya al segundo día de su aplicación está demostrando una gran efectividad.

“A la vista del éxito –indicó la delegada- es probable que se actúe con el mismo procedimiento en otros puntos de la ciudad, ya que nos ha indicado la empresa que no sólo sirve para ahuyentar gaviotas, sino para otro tipo de aves”.

La directora del CEIP; por su parte, señaló que se había notado un gran aumento de gaviotas en el colegio quizás por la falta de lluvia y las elevadas temperaturas en esta época del año. “Nos empezaron a llegar partes médicos de alumnos con problemas de picaduras producidas por un insecto. Pero al fumigar, se descubrió que las culpables de las picaduras no eran las pulgas, sino parásitos de las gaviotas”, manifestó.

El tema se trasladó al Ayuntamiento, que actuó de forma rápida con la contratación de esta empresa para subsanar el problema.

Oscar Martos manifestó que la empresa actuará durante un periodo de 30 días, si bien desde el primero ya han notado los efectos.

Explicó que el procedimiento consiste en tener aves de presa en libertad, no para capturar sino para espantar a las aves y para que aprendan que en esa zona hay una depredador que les impide descansar  y encontrar alimentos, con lo que después de varios intentos buscan otro puesto más seguro, se instalan allí y ya no regresan.