• 06:22
  • Lunes, 25 de Septiembre de 2017

MENOS CARGA FISCAL QUE EN 2011

Las tasas e impuestos solo subirán el IPC para 2018 tras cinco años congeladas

El gobierno local ha presentado las Ordenanzas Fiscales para el año próximo que serán aprobadas a lo largo de este mes

Rueda de prensa sobre las Ordenanzas Fiscales 2018
Rueda de prensa sobre las Ordenanzas Fiscales 2018
Las tasas e impuestos solo subirán el IPC para 2018 tras cinco años congeladas

Como cada mes de septiembre, llega el turno de las Ordenanzas Fiscales que van a ser aprobadas a lo largo de los próximos días, y que siguiendo la tónica general desde que el Partido Popular llegara a la alcaldía, no experimentarán subidas, más allá de la aplicación del correspondiente IPC, establecido para el ejercicio 2018 en el 1,5 por ciento.

Es la primera vez en los últimos seis años que a las tasas e impuestos se les aplica el IPC, ya que con anterioridad no solo no se subían los impuestos, sino que tampoco se les aplicaba el IPC, habiendo estado congelados desde 2012.

El alcalde, José Ignacio Landaluce, y el teniente de alcalde delegado de Hacienda, Luis Ángel Fernández, han informado en rueda de prensa sobre las Ordenanzas Fiscales para 2018, aprovechando la ocasión para hacer un breve balance de lo que ha sido la política fiscal en estos seis años de gobierno, “muy diferente a la de etapas anteriores”. Según indicó, las premisas han sido siempre las de “mejorar los servicios públicos con menos gastos e impuestos, favoreciendo a las familias con menor renta, y evitando el despilfarro”.

El recibo medio del IBI ha descendido un 40 por ciento

Landaluce señaló que, siguiendo esta línea de trabajo, “logramos poner freno al catastrazo que había supuesto una subida de un 160 por ciento, alcanzando el recibo medio los 525 euros”. Como contrapartida –según indicó- el año próximo estará en un 40 por ciento menos que en 2011, situándose el recibo medio en 356 euros.

Como dato llamativo para 2018, el alcalde se refirió a la plusvalía, con una rebaja real que alcanza el 56 por ciento. “Pero seguimos considerando que es un impuesto excesivo para los herederos en primer y segundo grado, y por eso el año próximo procederemos a una nueva rebaja del 50 por ciento, de forma que la rebaja acumulada ascenderá a un 78 por ciento”.

También informó de que el año próximo se mantendrán las bonificaciones para las familias de menor renta en tasas de alcantarillado y recogida de basuras, a las que este año se han acogido 2.659 familias; y como novedad se añade una nueva bonificación aprobada en pleno, relativa a la tasa de prestación del servicio de cementerio municipal, que oscilará entre el 25 y el 50 por ciento según los ingresos de la unidad familiar.

El alcalde destacó que esta congelación y reducción de las tasas e impuestos no ha supuesto sin embargo un descenso en la recaudación, al haberse compensado con nuevas altas en los padrones, fruto de una mejor lucha contra el fraude fiscal, y de una mejora sustancial en los servicios de recaudación.

Landaluce finalizó anunciando que, no obstante, el año próximo habrá que aplicarse el IPC con carácter general, un 1,5 % después de 5 años sin aplicación, y que esto es debido a los incrementos en los costes salariales y de los suministros. “El equilibro de las cuentas municipales nos lo exige y también la necesidad de incrementar las inversiones, aunque también somos el Ayuntamiento que más obras hace en la provincia”, terminó indicando el alcalde.