• 04:37
  • Domingo, 22 de Enero de 2017

LA JUEZ DESTACA LA LIMPIEZA, LA ALIMENTACIÓN Y EL SERVICIO MÉDICO

Una juez ordena retirar las rejas en las habitaciones de los internos de los CIE de Algeciras y Tarifa

En ambos centros, como en otros CIES repartidos por todo el país, son internados extranjeros que están a la espera de que un juez acuerde su expulsión del país

CIE La Piñera
CIE La Piñera
Una juez ordena retirar las rejas en las habitaciones de los internos de los CIE de Algeciras y Tarifa

ALGECIRAS. - Una juez ha ordenado que se realicen diversas mejoras en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras y Tarifa, desde eliminar rejas en las habitaciones a construir retretes en las habitaciones en las que ahora los internos orinan y defecan en un boquete en el suelo.

La titular del juzgado de instrucción número 1 de Algeciras, Belén Barranco Arévalo, en funciones de control jurisdiccional de ambos CIES, ha remitido a los responsables de estas instalaciones un auto en el que requiere que se haga una lista de mejoras.

El auto, hecho público hoy por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, es producto de una visita que la jueza realizó el pasado octubre al CIE de Algeciras y un mes después a su anexo, el CIE Las Palomas de Tarifa.

En ambos centros, como en otros CIES repartidos por todo el país, son internados extranjeros que están a la espera de que un juez acuerde su expulsión del país.

La juez recuerda que estas instituciones surgieron en 1985 como un espacio en el que se cumpla "una medida cautelar" mientras un juez tramita su expediente de expulsión que, según la legislación, no tiene que tener "carácter penitenciario".

En su auto explica que la experiencia "adquirida desde su implantación" aconseja que estos espacios dependientes del Ministerio del Interior sufran "una profunda reforma".

Entre tanto, en el auto detalla las carencias que ha encontrado en sus visitas a los CIES de Algeciras y Tarifa, después de destacar aspectos positivos como que ambos cuentan con una "absoluta limpieza" y ofrecen a los internos una adecuada alimentación y servicio médico.

Entre las carencias que comparten estos dos centros destaca la "ausencia absoluta de luminosidad en las habitaciones" por la presencia de rejas en las ventanas y por la inexistencia de luz artificial; que las habitaciones se cierran desde fuera con candado metálico y que el Ministerio del Interior no facilita a los internos muda interior, por lo que los extranjeros solo cuentan con la que le facilitan las organizaciones humanitarias.

Del CIE de Algeciras critica la "inexistencia de espacios lúdicos" ya que tiene patios "claustrofóbicos" tanto en el módulo de hombre como en el de mujeres, pues su tamaño, dice la jueza, no supera el de cuatro coches de mediano tamaño.

Además lamenta que las visitas del exterior en este centro se realizan con mamparas de cristal y hierro entre el interno y su visita, algo "más propio de un régimen carcelario" que de un centro de internamiento temporal donde no está restringido el derecho a la libre comunicación, dice la jueza.

En el caso del CIE de Tarifa la jueza explica que las visitas se mantienen en unos bancos ubicados a la entrada sin ninguna intimidad y critica la "absoluta masificación" en las habitaciones, que son tres módulos de literas para 24, 8 y 14 internos.

En estas habitaciones no hay lavabo y para defecar u orinar los internos tienen "un boquete en el suelo recubierto de aluminio" en el que hacen sus necesidades a la vista del resto de internos.

Tras relatar estas deficiencias la jueza acuerda en el auto que se realicen mejoras en ambas instalaciones.

Para ambos acuerda que se adecuados en espacio y contenido, que se supriman las rejas en las habitaciones y se les dote de luz natural, que se faciliten las comunicaciones con las visitas sin teléfono y con la mampara abierta, y que se les suministre muda interior.