• 12:37
  • Jueves, 24 de Agosto de 2017

LOS DE ASIÁN MEJORAN EN LA SEGUNDA PARTE Y PERDONAN ANTE UN SAN ROQUE QUE DEJA DETALLES

(2-1) El Algeciras regala un triunfo al equipo de su ex entrenador

La pretemporada del Algeciras C.F. sigue avanzando. En San Roque, ante un rival inferior, llegó la primera derrota. Asián, nuevamente, repartió minutos entre todos. Chico Díaz y Tano no juegan debido a sus lesiones y Mané demuestra que está en plena forma. 

(2-1) El Algeciras regala un triunfo al equipo de su ex entrenador

Ganar a un Segunda B (Marbella) y perder contra un División de Honor (San Roque). Eso es la pretemporada en el fútbol. El Algeciras cedió ante el cuadro de Guti, su ex entrenador, en el segundo amistoso del verano disputado en el Manolo Mesa. Era un choque de reencuentros y los del Mirador optaron por regalar a su anterior inquilino del banquillo una victoria moral.

        Asián, fiel a su plan de trabajo, hizo dos equipos diferentes con las únicas ausencias de Chico Díaz y Tano. Se estrenó Ito, en la primera mitad, que dejó detalles. Sin embargo, fue el San Roque el que se adelantó merced a un exceso de confianza del Gato Romero. El meta perdió el balón al borde del área, tampoco ayudo el estado del campo, reaccionó ante Fiera pero no pudo evitar el tanto de Loren que ponía en ventaja a los sanroqueños, muy intensos y ordenados, en una primera parte de poco juego y con un Ganet entrando bastante en juego al igual que el canterano Guti. Detalles de Ranchero, muy móvil, y un Chapa que ha crecido mucho. El Algeciras creó ocasiones pero no fue excesivamente superior.

       La segunda mitad fue casi un monólogo de los de azul. Ayala marcó un buen gol, Mané, otra vez, demostró que está de dulce, mientras Albertito encandiló a la parroquia rojiblanca. El cuadro de casa, que apenas hizo cambios, fue notando la mejoría del rival y el cansancio. Anaya, Ayala y el propio Albertito, tras un pase estrastósférico de Mané, perdonaron un marcador claro para los de Tercera División.

        En la recta final, tras una falta sobre Copi, fue el sanroqueño Chuli el que sorprendió al meta Álvaro, que pudo hacer mucho más, para marcar el segundo en una de las pocas llegadas de su equipo. El resultado, obviamente, es lo de menos. Pero se comprobó que, también en verano, el que perdona lo paga. La afición algecirista, que acudió en buen número, salió satisfecha, especialmente, de la segunda mitad. 

      Próxima parada. Vélez-Málaga el tres de agosto. Un día después, llegará el Betis B al Mirador y quizás ahí, el Chato ya opte por menos rotaciones. Claro que las pruebas hay que hacerlas ahora.