• 13:07
  • Sábado, 23 de Septiembre de 2017

COLOMER DENTAL ALGECIRAS 23-19 BALONMANO COBISA

¡Delirio de primera!

El Colomer asciende a la Primera Nacional tras doblegar al Balonmano Cobisa en un partido controlado de cabo a rabo. 2000 almas hicieron suyo el ascenso de los de Chano en la grada

La fiesta del Colomer en la pista del Ciudad de Algeciras. // Foto: José Antonio Bermejo.
La fiesta del Colomer en la pista del Ciudad de Algeciras. // Foto: José Antonio Bermejo.

ALGECIRAS.- “¡Calvo, bendito, todo está escrito!” El grito de un equipo que, desde este mediodía, es equipo de Primera Nacional tras un periplo de tres años en la última categoría del balonmano estatal. Como el Ave Fénix, el Colomer es una entidad que, aunque imberbe aún, camina en paso firme a resurgir de las cenizas del extinto Algeciras Balonmano. En su caminar, los algecireños hoy han puesto la primera piedra del sueño que, lejos de ser solo del club, es de una ciudad entera. Los pupilos de Chano lograron una vez más otra machada y vencieron (23-19) a un Balonmano Cobisa mucho menos fiero que sobre el papel. Quizás es que este Colomer, cuando así lo desea, logra empequeñecer a cualquiera que se dé de bruces con él.

Los algecireños mantuvieron el pulso a la escuadra toledana desde el principio. Los hombres de Gabriel Graguera salieron algo mejor a la pista. Al Colomer le podía la presión por aquellos momentos. Sin acabar de entrar en el encuentro, los locales lograron responder a la insistencia manchega, aunque menos finos de cara a puerta. Con Saucedo y Bermejo en el siete titular, el Colomer ganó en agilidad en las basculaciones y en goles. Saucedo, hasta el minuto 13, era el artífice de los cuatro tantos reflejados en el casillero local.

A raíz de ahí, el Cobisa empezó a humillar la testuz, algo que a un combinado como el algecireño no se le puede demostrar. A partir del minuto 15, el baile dejó de ser agarrados y los pupilos de Chano danzaron al ritmo que imponían. Con Chicón en portería, los toledanos iniciaron su descenso en el nivel de intensidad y, culpa del meta algecireño, de efectividad. Y bien que se aprovechó el local. Pese a que su adversario había bajado dos marchas a la caja de cambios, el Colomer se mantuvo a 100 kilómetros hora. Prueba de ello, la amarilla al preparador de porteros Chicón en el minuto 26, con los suyos venciendo tres arriba. Habría tiempo para un gol más de Bermejo, que situaba la ventaja de cuatro al término de la primera mitad.

Un Pedro Saucedo hecho hombre, máximo anotador con siete dianas

De vuelta a la guerra tras el intermedio, la balanza comenzaba a inclinarse cada vez más hacia el lado de los algecireños. Al poco de empezar, los comandados en primera línea por Bermejo y Saucedo ya sacaban una renta de cinco goles a favor a su contrincante, que se mantenía gracias a las actuaciones de Izquierdo y Sastre. Fue en ese momento cuando empezaron a subir los decibelios de los sones que salían de la grada, quizás consciente de que algo grande estaba a tan solo veinte minutos de suceder. Pero, en la vida, no hay premio sin sacrificio y al Colomer aún le quedaba mucho que sudar.

En un arrebato de gallardía, el combinado toledano se le subió a las barbas al plantel de Chano. Estos se relajaron y el Cobisa deshizo la ventaja de siete goles que tenía en su contra. Fue en ese momento cuando se empezó a temer por una desilusión. Los del Juan Carlos Mateo no tenían continuidad en las transiciones y, gracias a un enorme Paco Romero en defensa, lograron evitar que los de La Mancha hicieran aún más daño. Pasada la tempestad, los del Ciudad de Algeciras, pese a haber anotado dos goles en diez minutos, comenzaron a respirar, mientras que su rival, tras haberse desfondado y no lograr reducir la diferencia, estaba muy cerca de tirar la toalla.

El Colomer entregó una renta de siete a falta de veinte minutos, pero acabó por liquidar a su rival 

No lo hizo y murió con las botas puestas. Los últimos diez de partido el marcador no sufrió variaciones. Los algecireños mantuvieron la distancia de cuatro goles sin excesiva complicación y empezaron a las cuentas regresivas en sus cabezas.

José Ignacio Halcón pedía calma y Alejandro Pereira, impasible, no perdía puntada del partido. Chano no podía contener las lágrimas. A Juan Casal las cuerdas vocales le temblaban como al difunto del Torta. En la grada, Pedro Soria, presidente del club, comenzaba a recibir abrazos, ante la mirada del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, que le tendió su mano a falta de veinte segundos. El público de pie y, en la pista, los vellos de punta. Los hermanos Ledesma miraban a la grada, quizás para cruzar la mirada con su padre, con quince kilos de orgullo encima. Lo mismo hacía Saucedo, quien junto a Chicón, es la promesa de este equipo.

En el banquillo, Samuel Rodríguez solo pensaba en abrazar a su hija con un ascenso bajo el brazo, al igual que Juan Manuel Cruz, conscientes de que puede que este sea el último ascenso del que disfrutan. Sufian Dris solo quería besar a su padre, que tomó un barco a primera hora del domingo para presumir en la ciudad autónoma de tener un hijo de primera. Tras la bocina, estallido de júbilo y lágrimas, como las que de rodillas salían de los ojos de Cobreros, quizás estimuladas porque su hermana pequeña, de siete años, que vive lejos de él todo el año, hacía lo propio en el graderío. 16 historias con un mismo himno. Una misma canción que se desgañitan cantando orgullosos: “¡Es de Primera, Algeciras, es de Primera!”

Ficha Técnica: 

Colomer Dental Algeciras: Gabriel Caballero (P); José Ignacio Chicón (P); Alejandro Comino, 2; Pedro Saucedo, 7; Juan Bermejo, 6; Samuel Rodríguez; Juan Manuel Cruz, 1; Adrián Cobreros; Antoñito Ledesma; Alejandro Ledesma; Víctor Rodríguez, 4; Sufian Dris; Morad Ahmed; Paco Romero, 1; Jesús Lozano, 2; Javier Martín.

Balonmano Cobisa: Carlos; Rodríguez, 3; Sergio; Vicente; Rodríguez P., 3; Javier; Abel, 3; Ángel; Toboso, 1; Izquierdo, 4; Sastre, 3; Velasco; Meneses, 2; Rodrigo; Bernardo. 

Árbitro: Monje Ortega y Jaramillo Olivar (Andalucía). Excluyeron por parte del equipo local a Antoñito Ledesma (6´ y 15´), Martín Ríos (14´) y Alejandro Ledesma (25´). Por parte del equipo visitante, excluyeron a Javi Cuartero (8´), Rodríguez (15´ y 22´) y Rodríguez P. (28´).

Marcador (5´): 0-1, 2-3, 5-4, 7-5, 9-8, 13-9; 14-10, 16-10, 17-12, 18-15, 22-17, 23-19.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Fase de ascenso a Primera Nacional en el Sector F disputado en el Pabellón Ciudad de Algeciras - Doctor Juan Carlos Mateo ante 2000 personas.