• 10:53
  • Domingo, 11 de Diciembre de 2016

POLÉMICA POR COMETARIOS DE ANIMALISTAS

Animalista a Adrián, 8 años y enfermo de cáncer: “Vas a morir”. ¿Pero esto qué es?

Aizpea Atxezarraga no tuvo reparos en manifestarse de esta guisa en las redes tras el Festival Benéfico que tuvo al crío como protagonista

Aprobación del twitt
Aprobación del twitt
Animalista a Adrián, 8 años y enfermo de cáncer: “Vas a morir”. ¿Pero esto qué es?

Y volvió a ocurrir, aunque lo vemos a menudo, y cuando creíamos que tras la muerte en el ruedo del torero Víctor Barrio en Teruel lo habíamos visto todo, cientos de muestras de desprecio y alegría animalista por el citado fallecimiento, volvemos a plantearnos hasta qué punto se puede llegar.

Para situarnos, aunque apuesto que la inmensa mayoría de ustedes estará al tanto, el pasado sábado 8 de octubre se celebró un Festival Taurino a beneficio de la Fundación de Oncohematología Infantil, organizado por el padre de un crío de 8 años, Adrián Hinojosa, que padece cáncer, más concretamente, sarcoma de Ewing, y cuyo sueño pasa por ser torero. En el Festival participaron entre otros, Vicente Ruiz El Soro, Enrique Ponce o Vicente Barrera; lluvia de orejas, triunfo, todos tuvieron palabras para el joven Adrián, que participó en el paseíllo, dio la vuelta al ruedo, y fue sacado a hombros por los propios toreros de la plaza. Hasta ahí, todo felicidad, su cara, la de la sinceridad de un niño de 8 años, lo decía todo.

Tras esto, surge una víbora antitaurina, de nombre Aizpea Atxezarraga, que no debió tener cosa mejor que hacer que publicar a través de Facebook lo siguiente, incluyendo la foto del pequeño: “Que se muera, que se muera ya. Un niño enfermo que quiere curarse para matar a herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir. Anda yaaaaa! Adrián, vas a morir”. Esto dista lo infinito de la teórica lucha animalista, y traspasa fronteras legales que no deben limitarse al variopinto concepto de “libertad de expresión”. Casualmente los que más reclaman éste derecho, son los que después hacen éste tipo de uso de él. Esto es de locos, pero creo que la locura no es la causante de esto, pero sí una mente muy enferma. A partir de aquí, el debate Toros Sí o Toros NO, queda de lado.

Desde el minuto cero tras el comentario, saltó la revolución, éste ser fue duramente criticado tanto por aficionados como antis, tanto es así, que poco tardó en desaparecer de las redes sociales, ni rastro. Y me alegro, pero eso no basta. Por ello, la Fundación del Toro de Lidia a través de sus servicios jurídicos, Cremades & Calvo y Sotelo Abogados van a presentar acciones por vía penal por un delito de injurias y acciones civiles por protección del derecho al honor del pequeño y su familia, ya que dichos ataques atentan directamente contra el honor y la intimidad de un menor y deben ser sancionados. Además, seguirán estudiando todos los mensajes ofensivos localizados con el fin de ampliar sus acciones si procede.

La Fundación ya interpuso cuatro denuncias por injurias y calumnias, una demanda de conciliación previa a querella y dos querellas (una por apología del terrorismo y otra por incitación al odio), todas ellas relacionadas con la familia del fallecido Victor Barrio.

Pero no ha sido aislado (una vez más), hay quien lleno de no sabemos qué, porque egocentrismo sólo supondría un 10%, ha replicado, y continuado la polémica, casos de Maverick @Manuel_Ollero, quien publicaba antes de cerrar su cuenta: “Que gasto más innecesario se está haciendo con la recuperación de Adrián, el niño éste que tiene cáncer y quiere ser torero y cortar orejas. No lo digo por su vida, que me importa dos cojones. Lo digo porque probablemente esté siendo tratado en la sanidad pública. Con mi dinero”; o las de la usuaria de Twitter @IzeberuRirizu que dejó otra perla para el collar aprovechando el hashtag que se está empleando para dar ánimos a Adrián y su familia #Adriantevasacurar: “de todos modos se va a morir, ¿por eso hay que consentirle su caprichito? Están mal. #AizpeaEtxezarraga tiene razón. No necesitamos más asesinos de animales. #Adriántevasacurar ojalá que no, mocoso”; no hace falta explicar mucho más. Incluso algunas mentes lúcidas, denunciando que el toreo usa a un crío para darse publicidad, eso sólo es propio, como he dicho, de mentes muy muy enfermas.

Algunos representantes de partidos animalistas, como la portavoz de PACMA, Claudia Mañas, no han perdido ocasión para criticar los comentarios, mientras otros aprovechan para meter con calzador una justificación de los mismos, evidentemente no de forma directa, pero que no hay que ser muy listo para leer entre líneas lo que la propia Silvia Barquero, presidenta del PACMA, publica y que “lo justifica” alegando que ella recibe insultos a diario y se trata de manipulación taurina, Sra Barquero, denuncie usted si le molesta, porque igual la manipulación, la llevan  acabo usted y su partido; a los demás sí nos molesta, y mucho, porque tenemos sentimientos, primero hacia las personas, y los taurinos, por suerte, también hacia el toro bravo, y porque existen leyes que protegen y defienden nuestro honor y dignidad. Tras un comentario así, cállese y siga su parafernalia hacia un fin que si como fin podría entenderse, viendo los medios y vías usados en muchas ocasiones, dan auténtica vergüenza.

Policía y Guardia Civil también se han pronunciado en sus redes avisando de que mensajes así pueden ser delito. Mientras tanto, infinidad de personas (taurinos, antis, indiferentes, todos) continúan mandando mensajes de apoyo para Adrián que debe tener una larga vida por delante, como tantos otros que luchan por lidiar y vencer éste trance que les ha tocado vivir y por eso precisamente es por lo que luchan, por vivir. #Adriantevasacurar.

Epílogo a animalistas y antis: Antes de que saltéis como acostumbráis cuando os nombro, si habéis leído bien la noticia, también habréis entendido que NO ESTOY GENERALIZANDO, acostumbro a contar lo que vivo, lo que veo, y lo que queda demostrado, no a ir creando polémicas. Por tanto, si alguno se da por aludido, entenderé rápidamente su posición en éste caso.