• 14:47
  • Martes, 12 de Diciembre de 2017

TURISMO

Planes para disfrutar de Valencia en invierno

Lo cierto es que Valencia es una ciudad polifacética y en invierno muestra una cara sumamente amable que invita a los que quieran conocerla a que se salgan de los planes obvios

Valencia
Valencia
Planes para disfrutar de Valencia en invierno

Aunque la época de esplendor de Valencia sea el verano, cuando se puede disfrutar de sus playas, caminarla con ropa ligera y disfrutar del sol que se esconde hasta pasadas las 9 de la noche, la costa tiene su encanto cuando las temperaturas bajan, el calor se extingue y la afluencia de turistas se desplaza hacia otros lugares. Lo cierto es que Valencia es una ciudad polifacética y en invierno muestra una cara sumamente amable que invita a los que quieran conocerla a que se salgan de los planes obvios y disfruten del invierno de sus calles a plenitud.

Se puede empezar por la Sierra Mariola, un lugar al que chicos y chicas en Valencia suelen ir en invierno para disfrutar del turismo rural. Dependiendo de la temperatura y la tendencia invernal del año, las 16 mil hectáreas de la Sierra –que en 2002 fue declarado parque nacional– son perfectas para practicar un poco de senderismo con rutas como la de Alcoy- Barranc del Cinto o la de Agres- Montcabrer, cada una de aproximadamente 15 kilómetros.

Otro plan recomendado por locales y conocedores de la ciudad es la ruta de la naranja, cuyo cultivo en España tiene sus orígenes en el municipio valenciano de Carcaixent, ubicado en la Ribera Alta. Y no solo eso: las naranjas de esta región están consideradas una de las mejores del mundo por su sabor dulce y su color anaranjado intenso. Todas estas razones han llevado al ayuntamiento del municipio a organizar visitas por las plantaciones más emblemáticas y la variedad de especies que hay. Si quieres realizar esta ruta con los árboles florecidos, puedes hacerla en primavera, pero en invierno, justo antes del tiempo de cosecha, tendrás la oportunidad de ver los arboles cargados de grutas y con los permisos necesarios, poder comerte una arrancándola directamente de la rama.

Ahora, ¿qué mejor plan para los días de frío que buscar un spa calentito donde ir a que te consientan? Valencia cuenta con una gran variedad de saunas, hidromasajes, duchas de aromaterapia y piscinas de aguas saladas donde puedes disfrutar de una tarde de completo relax mientras tu cuerpo vuelve a sentir los placeres de un clima cálido. Este plan puedes complementarlo con una visita al Museo del Chocolate de Sueca, donde tendrás la oportunidad de hacer un recorrido digno de la fábrica de chocolates de Willy Wonka. Allí los artesanos del cacao te mostrarán la antigua maquinaria que usaban para su producción, documentos y fotografías que ilustran la historia y tradición chocolatera del lugar, además de ser un gran plan para ir en familia.