• 12:45
  • Jueves, 24 de Agosto de 2017
Opinión

Huele a gas…, shsssss

Leandro Castelló

Los medios de comunicación estamos para contar lo que pasa a nuestro alrededor, y se nos exige no sin razón, que seamos rigurosos y objetivos. El problema viene cuando las fuentes oficiales que deben informar sobre sucesos, no lo hacen. Entendemos que dar la información al momento es difícil, pero pasadas varias horas, incluso días, lo lógico es que ofrezcan todos los datos qua la ciudadanía demanda.

Pues no. Resulta que, en los últimos días los algecireños hemos sufrido las consecuencias de dos escapes de gas en una de las empresas ubicadas en el dique norte de la Isla Verde del Puerto de Algeciras, y un vertido procedente de Vopak.

Los escapes de gas alertaron a más de la mitad de la población de Algeciras, y solo el alcalde, José Ignacio Landaluce, ofreció algo de información sobre lo que estaba ocurriendo. Lo mismo ha ocurrido con el vertido de Vopak, nadie ha dicho ni una palabra, tan solo el alcalde en sus redes sociales, que, dicho sea de paso, tampoco creo que sea el camino más adecuado.

Ni una sola nota por parte de los responsables de las empresas, ni de la APBA, ni de los grupos ecologistas, ni de la Consejería de Medio Ambiente…, nadie, absolutamente nadie ha ofrecido un solo dato sobre lo ocurrido.

Nosotros si lo sabemos. Lo sabemos todo. Sabemos lo que ha ocurrido, como ha sido, que podría haber pasado, en que empresa han ocurrido los hechos, y sabemos que volverá a pasar. Y lo sabemos, porque desde el pasado martes hasta hoy, varias personas que trabajan en esas empresas o familiares, o personas muy próximas, nos han contado con todo lujo de detalles lo que ha ocurrido. Pero curioso, no podemos publicar nada porque nos arriesgamos a la denuncia de turno por parte de las partes implicadas, APBA incluida.

Visto lo visto, solo nos queda que sea el propio alcalde, José Ignacio Landaluce, el que se ponga delante de la sede de la APBA o cite a los directores de las empresas, y les pida explicaciones por lo ocurrido, así como medidas para que no vuelva a ocurrir ningún hecho de este tipo. Y que denuncie, que lo haga ya.

El Puerto de Algeciras es la Gallina de los Huevos de Oro, pero solo para unos pocos. La ciudad ha perdido el mar, el paseo marítimo, las playas de los Ladrillos, Chorruelo, La Concha, casi el Rinconcillo y casi Chinarral. Los barcos nos amenazan en Getares, los depósitos de Vopak o CLH están a menos de 200 metros de nuestras viviendas. Ni siquiera podemos aparcar en el Llano Amarillo, y mucho menos utilizarlo.

Un pedestal para la estatua de Paco de Lucía, un tramo de acera y un pequeño parque, es todo lo que el Puerto de Algeciras le ha dado a la ciudad en más de 110 años de historia. Eso y vertidos, escapes de gas, contaminación e impacto visual negativo.

Que menos, que cuando ocurre algo dentro de los límites del cortijo portuario, sea su responsable el que dé la cara y nos explique que es lo que está pasando, porque sinceramente, vivimos en riesgo extremo y no sabemos ni lo que pasa a nuestro alrededor.

Por cierto, solo Podemos ha salido a pedir explicaciones, pero al alcalde, que no tiene competencias…, al Puerto y a Morón, ni le mencionan. Y así todo…