• 12:37
  • Jueves, 24 de Agosto de 2017
Opinión

22 kilómetros de cola y rozando la perfección

Patricio González
22 kilómetros de cola y rozando la perfección

Este fin de semana se han superado con creces todas las colas habidas y por haber en la carretera Algeciras-Tarifa. Hasta cuatro horas de cola en la ida y por el estilo en la vuelta. Y así llevamos años y años. Esta pasada semana sonaba a pitorreo la instalación de un radar en el kilómetro 89 de la carretera  Algeciras-Tarifa. Y lo anunciaban como amenaza para los que se excedan en la velocidad, ¡Como si eso fuese posible!!. El radar lo han puesto para despistar o porque nos toman por idiotas porque saben, realmente, que es imposible acelerar siquiera.

El tema de las colas no es un tema puntual. Ocurre a diario durante todo el verano. La gente que trabaja en esta parte de la comarca y marcha hacia Tarifa o Bolonia a mediodía se encuentra con las colas. Los fines de semana estas se convierten en eternas hasta alcanzar lo de este domingo, 22 kilómetros, es decir, la distancia entre Algeciras y Tarifa, por lo que la cola ha empezado en el mismo Algeciras.

Y mientras, se han aprobado otros Presupuestos Generales en los que no se incluye ni un euro para esta carretera. Además, hace tres años se aprobaron 10 millones de euros para el rebacheo de la carretera que está infernal y hundiéndose por diferentes tramos. De este dinero y proyecto no se sabe nada.

Curiosamente cuando ves un informativo nacional, para nada se comentan estas colas cuando se habla de operaciones salidas y entradas o cuando se conecta con la Dirección General de Tráfico. 22 kilómetros creo que es un dato lo suficientemente fuerte y duro como para que la DGT avise. Sin embargo hay el más absoluto silencio lo que quiere decir que los miles de campogibraltareños que intentan desplazarse hasta la costa de Tarifa, no existen , no existimos. Es un tema de obviarnos por completo. Luego, viene el Ministro del Interior y nos cuenta que la Operación Paso del Estrecho ha rozado la perfección sin esperas en el puerto, paralelamente a las colas de Tarifa que en esas no roza la perfección, pero que no importan porque las colas de Tarifa no son mediáticas como la OPE. La OPE vende en Madrid aunque ya nos contarán algún día cuanto yihadista se nos ha marchado aprovechando los picos de la operación.

Aquí como no hagamos una unión de verdad por la comarca, nos van a comer las moscas. Cuando se estaban produciendo las colas de 22 kilómetros este fin de semana, el Ministro prefirió irse a Sotogrande, listo él, rozó la perfección.