Sánchez con mascarilla
Sánchez con mascarilla

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno recomienda ahora el uso de mascarillas tras semanas negando su eficacia

El Gobierno recomienda ahora el uso de mascarillas tras semanas negando su eficacia

El Ministerio de Sanidad lleva varias semanas asegurando que el uso no es necesario en personas sin riesgo, pero ahora da un giro radical y aconseja su uso

De nuevo otra polémica que envuelve a un gobierno ya acorralado por sus propios errores forzados o no forzados, y que se suma a una larguísima lista que mantiene a la mayor parte de la población, indignada por el cúmulo de estos errores.

Ahora se trata de las mascarillas, ese elemento que en todos los países se ha revelado como crucial para la lucha contra el contagio por covid-19, pero que, en España, las autoridades sanitarias aseguraban que no era necesario para personas sin riesgo, y que solo se aconsejaba a los contagiados, el personal sanitario y otros profesionales en posible contacto con enfermos. Este viernes, llegó la rectificación.

Hace poco más de un mes, el día 26 de febrero, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES), afirmaba que "no es necesario que la población utilice mascarillas". Simón es el mismo que aseguró que en España apenas íbamos a tener “unos pocos casos”.

Ahora, Fernando Simón ha planteado el uso generalizado de las mascarillas como una estrategia de contención de la pandemia. "Aprendamos de cómo funcionan otras sociedades como los japoneses: tenemos que aprender a utilizar los equipos de protección individuales a medida que estén disponibles", ha afirmado.

El Gobierno en general, y Simón en concreto, han tenido señales de sobra sobre la importancia de las mascarillas ante una enfermedad de la que aún se desconoce mucho. Es difícil encontrar en las imágenes de los últimos meses provenientes de cualquier país asiático a ciudadanos que vayan por la vía pública sin este equipo de protección. Y, si los médicos las utilizan para no contagiarse al estar en contacto con los enfermos, cabe preguntarse por qué no se le ha recomendado lo mismo a la población general durante estas semanas, toda vez que se desconoce realmente cuántos infectados hay.

Valga como dato el reproche que realizó el director general de Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de China, quien afirmó con rotundidad que en Europa y Estados Unidos nadie esté usando mascarilla. El "gran error" de Occidente, dijo, es que los ciudadanos no las lleven cuando salen a la calle.

¿Por qué lo negaban antes? La respuesta de Simón es esclarecedora, “a medida que estén disponibles”. Ese es el motivo, porque no había para toda la población. El gobierno, a pesar de los avisos sobre esta pandemia que tenía encima de la mesa desde el mes de enero, no se ha preocupado del aprovisionamiento de este material, y ese hecho es el que ha motivado que, desde el Ministerio de Sanidad, no se recomendase su uso.

Una vez más, el gobierno se sitúa en el ojo del huracán, de la polémica y de la indignación, ya que este elemento salva vidas.

Incluso el director general de Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de China, George Gao —el homólogo de Simón en la lucha contra el coronavirus en el gigante asiático—, reprochó que en Europa y Estados Unidos nadie esté usando mascarilla. El "gran error" de Occidente, dijo, es que los ciudadanos no las lleven cuando salen a la calle. "Tienes que usar una mascarilla, porque cuando hablas, siempre salen gotas de tu boca. (...) Si usaran mascarillas faciales, podrían evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros", explicó el experto.

El Gobierno recomienda ahora el uso de mascarillas tras semanas negando su eficacia