David Galván por chicuelinas
David Galván por chicuelinas

FERIA TAURINA DE ALGECIRAS

David Galván golpea de nuevo, triunfador en Algeciras cortando tres orejas

David Galván golpea de nuevo, triunfador en Algeciras cortando tres orejas

Morante y Cayetano firmaron buenas actuaciones con toros que vinieron a menos

ALGECIRAS. - Hay cosas que se perciben con pequeños detalles, la manera de andar, las formas, los gestos, la mirada... de David Galván denotaban intensidad, seguridad, convencimiento de que la tarde, reaparición tras su percance en Las Ventas, había que aprovecharla, y vaya si lo hizo. Tras presenciar el escasísimo juego de primero y segundo -que ahora comentaremos-, se fue derechito a recibir al tercero a portagayola, que se le vino como un obús de frente y tuvo que echar cuerpo a tierra porque lo arrollaba, se vivieron momentos tensos que derivaron en emoción con los lances de recibo que enjaretó David cargando la suerte y ganando metros hacia los medios. Ya con la muleta, toreó y ligó tandas de muletazos con temple, gusto y cadencia por ambos pitones, el derecho fue mejor. Poco a poco se fue metiendo en los terrenos del toro, noble, sacando muletazos ya al final uno a uno, hasta cerrar con manoletinas dando el perfil al toro. Labor seria de Galván que si no llega a fallar con los aceros, el premio habría sido doble. Oreja por tanto.

El sexto tuvo gatitos en la barriga, frenándose de salida, obligó a David a darle los adentros y sacarlo toreramente hacia fuera. El tercero de su cuadrilla, Miguel Ángel Sánchez, resultó feamente cogido al parear; el toro lo esperó y Miguel Ángel, por no pasar en falso, trató de buscar el sitio por donde meter los brazos, cuando el toro lo tuvo a tiro lo cazó. Fractura de clavícula. Su matador cogió la muleta e inició otra seria e importante faena, esta vez con mando sobre la embestida, sometiéndola y aguantando la incierta embestida de Lucrador. Llegó a cazarlo mientras toreaba al natural, sólo la voltereta y el susto. Volvió a la carga el diestro con la zurda, metiéndose de nuevo en los pitones y ligando circulares. Estocada levemente caída y petición mayoritaria de las dos orejas que la Presidencia concede. La convicción y la seguridad en uno mismo son herramientas que a menudo suelen funcionar.

Cayetano recibió al segundo de la tarde con una larga en el tercio, venía motivado y se notó en el recibo, que fue muy aplaudido. La faena de muleta tuvo que construirla pase a pase, el toro se aplomó muy pronto y sólo le permitió pegarse un arrimón que acabó en varios desplantes rodilla en tierra. Toda la voluntad para el diestro, exento de raza y bravura el toro. El público parecía dispuesto a pedir la oreja, pero un pinchazo y la posición de la estocada que logró dejaron el premio en una gran ovación. El quinto, en el que saludó Iván García tras completar un gran tercio de banderillas, le permitió algo más, y gracias a la buena actitud de Cayetano, que acabó como en su primero, metido en tablas con el toro, consiguió una oreja.

El inicio de la tarde no fue precisamente para recordar... el primer toro nada más salir se partió un pitón casi por al cepa. El sobrero fue para olvidar. Absolutamente parado, no es que Morante no perdiera el tiempo y se fuese a por la espada, es que no tenía más remedio. Aun así recibió algunos pitos. Terminó el descanso, ese que dicen que enfría al público, y Morante lo calentó en segundos, recibiendo de primeras al toro con faroles de pie, muy pegado a tablas con los que ya rugía Las Palomas, seguidos de varias verónicas marcas de la casa, ya saliendo más allá del tercio... Al fin el run run en los tendidos. Arranca la faena con ayudaos por alto dando el pecho, ¡que torería! le sigue un fandango que nace en tendidos de Sol y toreo con la diestra de José Antonio, poco que decir hay cuando éste torero se arranca... Apenas duró el toro tres series más, en las que tuvo tiempo de torear por ambos pitones, y se apagó el toro. El fallo a espadas, tónica general de la Feria, le privó de cortar seguro una oreja, acabó saludando una fuerte ovación.

Un hecho destacable, y a tener en cuenta, fue la reprimenda que le soltó Carretero a una de las personas que se encontraba en el callejón, pero no ubicado en el burladero interior correspondiente, generándole un problema cuando tuvo que tomar el olivo. Lamentablemente, seguimos viendo en éste y en otros muchos callejones, excesivas caras que poco o nada hacen ahí.

Los toros de Albarreal, que subieron la media de kilos de ayer aunque de trapío similar, estuvieron exentos de casta y de raza en líneas generales para la muleta. Varios metieron los riñones en el caballo, donde se les cuidó, y casi todos acabaron buscando tablas, excesivamente aplomados y, en consecuencia, parados. No ha brillado esta Feria por el juego de sus toros, ni termino de entender qué criterio siguen los aficionados con las ovaciones que han dedicado a varios toros esta tarde.

Al cierre de esta crónica se conocían los premios oficiales de la Feria, aunque queda el festejo de rejones de hoy domingo. Queda como claro triunfador y por segundo año consecutivo, David Galván. Mejor par de banderillas, Iván García, de la cuadrilla de Cayetano, y Premio Victoriano De La Serna a la faena más artística, a Morante De La Puebla. El resto de premios ha quedado desierto.

Ficha del Festejo:

Plaza de toros de Algeciras, 24 de junio de 2017.

Toros de Albarreal

Morante de la Puebla, de coral y oro, leves pitos y gran ovación tras aviso.

Cayetano Rivera Ordóñez, gran ovación y oreja.

David Galván, oreja y dos orejas.

Parte médico de Miguel Ángel Sánchez: traumatismo en hombro derecho con fractura de clavícula y dudosa luxación de hombro que se intenta reducir. Se inmoviliza y se deriva al Hospital para estudio radiológico. 

David Galván golpea de nuevo, triunfador en Algeciras cortando tres orejas