Desechos por Estrellas

Desechos por Estrellas
Ha sido subir a Segunda B y al carajo el proyecto de cantera tan cacareado por la joven directiva del Algeciras CF, que de un plumazo y sin mediar explicaciones, se han quitado de en medio a un central como Mena, titular indiscutible este año, joven y con mucho futuro por delante; a Willy, zurdo, joven, letal a balón parado, y con contrato en vigor; Juan Llaves, máximo goleador del Algeciras esta pasada temporada; Alvi Carrasco, la sensación del inicio de la pasada campaña y clave en los primeros encuentros; Miguel, díscolo goleador de sobrada calidad y demostrada valía en los seis meses que ha estado en el club. Son los desechos, son todos jugadores de Algeciras y la Comarca, la mayoría canteranos, con muchos encuentros con la camiseta albirroja, identificados con el club, con la afición, y que además, han estado a las duras, cuando el dinero era el que era, y cuando había que arrimar el hombro. Y a fe que lo han arrimado. Y Marín, una pieza clave de la temporada pasada, jugador con experiencia y calidad, de Algeciras, también canterano, y también nominado y expulsado de la casa. A cambio de estos desechos, que han recalado en equipos como el Córdoba B, el Xerez Deportivo o el CD San Roque, el Algeciras CF ha peinado el mercado de fichajes para reforzar su plantilla y se ha traído a una serie de futbolistas desconocidos, de equipos no menos desconocidos como el Coruxo (¿) o el Arroyo. No dudo de la valía de estos futbolistas, ni mucho menos, pero para traer a este tipo de jugadores que no conoce nadie, más que su representante y su familia, lo suyo es haber apostado por mantener el bloque del pasado año, sobre todo a los jugadores que han aportado y participado de manera activa, y haber fichado a tres o cuatro refuerzos de calidad. O sea, en vez de gastar el dinero en nueve jugadores medianos, traer a cuatro grandes. Pero no. El proyecto de cantera era solo hasta tercera. Ahora en Segunda B, se tira la casa por la ventana, se desmantela el equipo campeón de la tercera división, y se rellena de extraños jugadores que tienen todo por demostrar, que nadie sabe cuál va a ser su rendimiento. Así no se hace equipo, así se pierden los valores del algecirismo. Flaco favor se le hace al club, callando y silenciando situaciones cuando menos grotescas, y esta lo es. La parcela deportiva sabrá que es lo que tiene que hacer, y la parcela económica sabrá el dinero que hay, pero por lo pronto…, el tesorero ha dimitido. Suerte al Algeciras CF en esta temporada, y suerte porque los ánimos están caldeados dentro de la casa. Y suerte también y mucha, a Mena, Willy, Juan Llaves, Miguel, Marín y Alvi, que han demostrado estar a la altura de las circunstancias, sobre todo uno de ellos, que sale del club por cuestiones extradeportivas. Vergüenza debería de darles, señores directivos. Lo de señores lo pongo por respeto.

Desechos por Estrellas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad