Fernando Silva y Ana Jarillo, en rueda de prensa. Foto: PSOE
Fernando Silva y Ana Jarillo, en rueda de prensa. Foto: PSOE

El PSOE retoma la lucha para recuperar la Ayuda a Domicilio

El PSOE retoma la lucha para recuperar la Ayuda a Domicilio
ALGECIRAS. - Repasando la historia municipal de los últimos años, resulta difícil encontrar en un determinado partido político un interés tan intenso como extraño sobre un servicio. En este caso hablamos de la Ayuda a Domicilio, servicio que estuvo gestionado en los años de gobierno socialista por una ONG, llamada ACASA, dirigida por un ex concejal socialista, y en la que la presidenta del comité de empresa era la hoy concejal también socialista, Ana Jarillo. La llegada del Partido Popular al gobierno local en 2011, coincide casi con el fin de la concesión del servicio que debe salir de nuevo a concurso. A este concurso se presenta una empresa cordobesa, ADL, que es quien finalmente gana la concesión y quien la ejerce actualmente. En un hecho sin precedentes, el comité de empresa de ACASA decide cuestionar el proceso y salir a la calle pancarta en mano a apoyar a su jefe, Antonio Moya. Curiosamente, ACASA debía a sus trabajadoras en ese momento, tres nóminas. La empresa contó en todo momento con el apoyo incondicional del PSOE. Ahora, de nuevo se abre el proceso de adjudicación del servicio, y de nuevo el PSOE toma un papel protagonista en el proceso de selección de la empresa que deba gestionar la Ayuda a Domicilio, aunque como asegura la delegada de Igualdad y Bienestar Social, Paula Conesa, "no sabemos si el PSOE está a favor de los ciudadanos y de los usuarios, o tiene intereses personales". PSOE  y comité de empresa han denunciado supuestas irregularidades en la gestión del servicio, y han sacado a la luz cuestiones de índole laboral como los turnos, retrasos puntuales en el pago de nóminas y diferencias en las cantidades a pagar por horas extras. Cuestiones todas ellas que se resuelven en el seno de la propia empresa, pero que Partido Socialista utiliza para tratar de restar méritos a la actual concesionaria. Un dato a tener en cuenta es la activa participación de la concejal socialista Ana Jarillo en todo este proceso. Jarillo, ex presidenta del comité de empresa, decidió pedir una excedencia cuando se hizo efectivo el cambio de empresa en el servicio. Ana Jarillo pasó a formar parte entonces de la plantilla de la nueva clínica San Antonio, gestionada por el propio Moya y donde también trabaja la ex concejal socialista, Isabel Beneroso. Hace escasas semanas, Ana Jarillo pidió su reingreso en la empresa ADL. La participación de Isabel Beneroso en la constitución y gestión de ACASA también guarda una estrechísima relación. La actual secretaria local de Política Municipal del PSOE algecireño, fue la teniente alcalde delegada de Asuntos Sociales bajo la cual se adjudicó "a dedo" y a través de un convenio de colaboración la Ayuda a Domicilio a ACASA. Precisamente una hermana de Isabel Beneroso y su cuñado, formaron parte de la plantilla de ACASA, además de varios familiares de otros concejales también socialistas.

Conesa: "Silva defiende intereses personales"

La teniente de alcalde delegada de Igualdad y Bienestar Social, Paula Conesa, ha vuelto a explicar que no comprende “cuál es la inquietud especial de Fernando Silva con el servicio de ayuda a domicilio, pues como ya se mostró en rueda de prensa los expedientes de continuidad son absolutamente normales y él mismo como asesor de ex - alcaldes socialistas Juan Antonio Palacios, Tomás Herrera y Diego Sánchez-Rull era conocedor de muchos de los que se aprobaron durante esos años”. Por ello, se pregunta Conesa “de qué lado está Silva, si de que el servicio funcione con normalidad para que los más de 300 usuarios y las 200 auxiliares puedan desarrollar la actividad o de defender otros intereses personales que no son los que un concejal de nuestro Ayuntamiento debería anteponer”. La teniente de alcalde ha insistido en que “Fernando Silva no va a darme lecciones acerca de si las situaciones son regulares o no, puesto que siendo él asesor de los ex – alcaldes socialistas se mantuvo 8 años a la empresa que gestionaba el servicio de ayuda a domicilio y el Centro de Día Municipal del Saladillo sin haber pasado por ningún tipo de concurso, sino habiendo sido adjudicado a través de un convenio de colaboración, 8 años con una empresa vinculada especialmente al propio partido socialista”. La delegada de Bienestar Social explica que “si habla de ineptitud, quizá se refiera a sí mismo cuando estaba de asesor, porque tardó 8 años en sacar un pliego de condiciones, pliego que además fue impugnado por las empresas que se presentaban al concurso alegando que resultaba lesivo al no facilitar la igualdad de oportunidades en la concurrencia competitiva, por lo que cuando llegó este equipo de Gobierno tuvo que redactar un nuevo pliego”. De hecho, Conesa ha insistido en que “basta con tirar de hemeroteca para recordar que cuando las trabajadoras se manifestaban en la puerta del Ayuntamiento por no cobrar su salario era alcalde Diego Sánchez Rull y asesor el propio Fernando Silva”. Entiende la edil que “Fernando Silva debe tener lapsus de memoria si habla de normalidad en los pagos, porque no debe recordar que el alcalde al que él asesoraba firmó un reconocimiento de deuda bastante cuantioso a la empresa que ofrecía el servicio que tuvo que pagar el equipo de Gobierno actual”.

El PSOE retoma la lucha para recuperar la Ayuda a Domicilio