Galvan en plena faena con el capote
Galvan en plena faena con el capote

TOROS

Triunfo de Galván que sale a hombros con Escribano en Los Barrios

Triunfo de Galván que sale a hombros con Escribano en Los Barrios

Galván se lleva la tarde cortando cuatro orejas, el debutante Ibáñez no pudo redondear

Una vez más, y no debe sorprendernos ya, David Galván triunfa en el Campo de Gibraltar, en esta ocasión en el ruedo de La Montera de Los Barrios; en esta ocasión ha cortado cuatro orejas, que le han servido para salir a hombros del coso junto a Manuel Escribano, que ha paseado tres. Les acompañaba en el cartel el local José Ibáñez, que pudo acompañarles también en su salida triunfal a hombros.

 

Las reses lidiadas, toros y novillos, de la ganadería de El Torero, no dieron todo el buen juego que se esperaba de ella. Se caracterizó por la sosería y la falta de clase en sus embestidas, salían con la cara alta y punteando los trastos la mayoría de las veces. Destacó el lidiado en 2º lugar, sin llegar a ser espectacular. El tercio de varas, fue un mero trámite.

 

Comenzando con el triunfador del festejo, David Galván, nos dejó variedad en el manejo del capote, pues recibió lanceando a la verónica a su primero, previo saludo rodilla en tierra, con un posterior quite capote a la espalda, y a pies juntos dejando ir al suelo el capote como un látigo y quitando por chicuelinas al quinto;  artística elegancia sobretodo en los recibos. Con la muleta toreó en redondo y ligando cuanto le dejaron sus oponentes, hasta que fueron mermando sus ganas de embestir, y sus embestidas, concluyó ambas faenas muy encima de sus toros, ligando circulares sin enmendarse y alargando los muletazos tirando de los astados. Gusto y seguridad se reflejaron en lo encajado que toreó y en su habitual garra, la que faltaba a su lote. Dos buenas estocadas sirvieron para asegurar el triunfo.

 

Manuel Escribano apretó más en su segundo, logrando una faena compacta, iniciada con ambas rodillas en tierra, que si bien artísticamente no fue una cumbre, tuvo la suficiente expresión, junto a una gran capacidad técnica, para que aquello cogiera vuelos y conectara con los tendidos. A su primero le cuajó una aseada faena, sacando más de lo que el toro tenía e iniciando con un pase cambiado por la espalda. Cubrió ambos tercios de banderillas siendo fuertemente aplaudido y destacó especialmente el par al quiebro, clavando al violín, en paralelo a tablas, que clavó a su primero. Jugando bien los brazos recibió a sus toros, incluida una larga de rodillas al cuarto. Mató bien, aunque algo trasero y desprendido a su primero, y paseó una de éste, y las dos del cuarto.

 

Debutaba con picadores el barreño José Ibáñez, con las lógicas carencias de quien está aprendiendo, lo que quedó más patente en su primero, que le apretó bastante y necesitó recursos para poder hilvanar pases. En su segundo, el sexto de la tarde, se le vio más hecho ya a las circunstancias, y salió queriendo el triunfo para acompañar a Escribano y a Galván, a quienes brindó esa faena. Labor meritoria que apuntaba a triunfo, pero que acabó alargándose tras una gran estocada porque el novillo se amorcilló y no dejó que el debutante saborease la salida a hombros llegando a sonar incluso dos avisos.

Ficha del festejo:

Domingo 13 de mayo de 2018. Los Barrios. Media plaza.

4 toros y 2 novillos de El Torero, desclasados en general.

Manuel Escribano (azul marino y oro): oreja y dos orejas.

David Galván (verde y oro): dos orejas y dos orejas.

José Ibáñez (blanco y plata): palmas y gran ovación.

Saludaron en banderillas Álvaro Núñez y Rafael Limón.

Triunfo de Galván que sale a hombros con Escribano en Los Barrios