Varios militares vigilan desde la valla que separa Ceuta de Marruecos la llegada de migrantes - Antonio Sempere - Europa Press
Varios militares vigilan desde la valla que separa Ceuta de Marruecos la llegada de migrantes - Antonio Sempere - Europa Press

Las fuerzas de seguridad cortan las entradas en Ceuta antes de centrarse en los migrantes que vagan por la ciudad

Las fuerzas de seguridad cortan las entradas en Ceuta antes de centrarse en los migrantes que vagan por la ciudad

Los efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y las unidades militares de Regulares y La Legión desplegados en el entorno del espigón del Tarajal han completado este miércoles reduciendo casi a cero las entradas irregulares de ciudadanos marroquíes en Ceuta, un paso clave, según fuentes policiales consultadas por Europa Press, para empezar a poner el foco en la localización de los migrantes menores y adultos que siguen deambulando por la ciudad.

El dispositivo que con medios terrestres, marítimos y aéreos han desarrollado en la playa anexa a la frontera ha logrado que las entradas con éxito en territorio español hayan sido "muy esporádicas" --no existen estimaciones oficiales-- a lo largo de esta jornada, cuando las fuerzas de seguridad marroquíes también se han empleado con medios antidisturbios para repeler a los cientos de compatriotas que aún se encuentran en las cercanías de esa parte del litoral limítrofe con España y los tramos más cercanos del vallado fronterizo.

Las autoridades locales, que mantendrán 'sine die' ese operativo, prevén empezar a incidir desde este jueves en la localización de los adultos diseminados sobre todo por las barriadas de la periferia de la ciudad para proceder a su posterior expulsión a Marruecos.

A los menores que se encuentran en la misma situación de calle se les dará cabida en algún equipamiento mientras se procede a su filiación y a la realización de pruebas de determinación de edad en los casos en los que se considere necesario.

La Delegación del Gobierno en Ceuta y el Ejecutivo local han acordado esta tarde reabrir el albergue provisional de Piniers, con capacidad para cerca de 200 menores, con el fin de descongestionar cuanto antes la nave de los polígonos comerciales del Tarajal en la que permanecen agrupados más de 700 niños y adolescentes que están siendo sometidos a pruebas de detección de covid-19.

Las administración ceutí prevé disponer de más naves en la misma zona para ampliar el espacio de acogida de los menores mientras se tramita su reagrupación familiar o su desplazamiento a otras autonomías, como este miércoles ha pedido la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, que acepten por solidaridad ante el desbordamiento de las capacidades logísticas de Ceuta.

Las fuerzas de seguridad cortan las entradas en Ceuta antes de centrarse en los migrantes que vagan por la ciudad
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad