Shopify
Shopify

Cómo enviar un paquete desde una tienda online

Cómo enviar un paquete desde una tienda online

Un aspecto esencial que deben cuidar todas las tiendas online es el embalaje de los productos a la hora de realizar un envío a un cliente. Un mal empaquetado supone en muchos casos que dicho cliente no vuelva a comprar en la tienda. Es preciso, por tanto, mimar este proceso para que el pedido llegue de la mejor manera a manos de los consumidores.

En este sentido, una de las Herramientas Shopify más interesantes que tenemos es la plantilla gratuita de etiquetas de envío. Un generador que nos va a permitir crear e imprimir etiquetas de envío personalizadas.

Las etiquetas de envío

La etiqueta de envío es uno de los elementos que más debemos cuidar a la hora del empaquetado. Por lo general, hay que pegar en el paquete dos tipos de etiquetas:

  • Etiqueta con los datos de envío: se incluyen el nombre, la dirección completa y el teléfono del remitente y el destinatario (esta etiqueta se suele colocar en la parte superior para que permanezca visible durante el transporte y se cubre con una cinta adhesiva transparente)
  • Etiqueta con las instrucciones de manipulación: indica si la mercancía es frágil o en qué posición ha de mantenerse el bulto durante su traslado

Debemos evitar en lo posible pegar las etiquetas en las esquinas o en aristas, ya que serán más difíciles de leer.

Con el generador de etiquetas de envío gratuitas de Shopify es todo más sencillo. Tan solo tendremos que completar la información requerida en la plantilla y crear la etiqueta de envío personalizada en el momento. Se imprime la etiqueta en papel adhesivo y ya se puede colocar en el paquete.

La plantilla de etiquetas de Shopify posee un diseño profesional para que las etiquetas puedan verse de forma clara tanto para el transportista como para el cliente.

Embalaje práctico y resistente

Es muy importante que el embalaje del pedido sea práctico y resistente. El producto debe ir perfectamente embalado para que no sufra ningún desperfecto durante el transporte. Además es muy recomendable que el paquete se identifique también con nuestra marca para poder crear una mejor experiencia de usuario entre los clientes.
 

Por otro lado, también es muy recomendable que el embalaje sea de un tamaño similar al de la mercancía. El exceso de espacio vacío en el interior de una caja puede provocar que los productos lleguen dañados a su destino y que tengamos que gastar mucho embalaje de relleno y protección para tapar los huecos.
 

A su vez, hay que tener en cuenta que las empresas de transporte cobran los envíos en función de su peso y del espacio que estos ocupan. Si queremos ahorrar en este sentido, lo mejor es utilizar un embalaje que se ajuste bien al producto que vamos a enviar.
 

El embalaje de relleno y protección

El embalaje de relleno es la mejor opción para garantizar que el producto llegue en buen estado al cliente. Hay diferentes tipos de embalaje de relleno, por lo que elegir el más adecuado irá en función del producto que vamos a enviar.

Hay embalaje de relleno ideal para envolver y amortiguar golpes, relleno para fijar los productos y rellenar el interior de los paquetes. Pero también hay embalaje de relleno específico para proteger superficies frágiles o para envolver productos sensibles a la electricidad, la humedad, etc.

Si al abrir el paquete el cliente encuentra que su envío ha viajado bien protegido, es muy probable que quede contento del estado del mismo y lo tenga en cuenta para futuras compras.
 

Precintar el paquete

Aunque parezca una tarea sin importancia, precintar el paquete es una cuestión muy importante. Cinta adhesiva, fleje o grapas industriales son las opciones más habituales. Elegir cualquiera de ellas vendrá determinado por el tamaño y el contenido del paquete.

La cinta adhesiva se puede aplicar a la caja de cartón de cuatro maneras diferentes:

  • En forma de L: cubriendo los bordes de la caja donde se hallan las solapas superiores (el sistema más barato pero menos seguro)
  • En forma de U: rodeando toda la caja, empezando por uno de los laterales y pasando por encima de la abertura longitudinal que dejan las solapas superiores
  • En forma de U y L: combinando los dos sistemas anteriores
  • En forma de H: un cierre en U por la parte superior e inferior y una cobertura en L arriba y abajo hasta que llegue a las esquinas

Una vez que tengamos ya el paquete cerrado y precintado, será el momento de colocarle la etiqueta de envío. La rapidez y la comodidad que nos brinda el generador de etiquetas gratuito de Shopify es algo a tener muy en cuenta.


Muchas tiendas online caen en el error de no prestar mucha atención al embalaje de sus envíos. Sin embargo, se trata de un aspecto fundamental si queremos que nuestros clientes queden satisfechos con su compra.

Cómo enviar un paquete desde una tienda online
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad