IMG_2684
La televisión trajo suerte al Algeciras CF

VICTORIA IMPORTANTE

(1-0) Épica y orgullosa victoria rojiblanca ante el UCAM

(1-0) Épica y orgullosa victoria rojiblanca ante el UCAM

Joselu, en el 90, marca un gol que corta la mala racha y borra lo ocurrido en Jumilla

ALGECIRAS. - El Algeciras borró, de un plumazo, los horrorosos 45 minutos de Jumilla. Lo habría hecho igual con el empate e incluso con la derrota, que habría sido injusta, ante el UCAM. Pero no, fiel a su condición de equipo especial, lo hizo a lo grande y como suele. Con hombrada. Después de un petardazo nada mejor que una heroicidad para acabar con las dudas.

Además, el gol de un equipo generoso, solidario y comprometido, lo marcó un hombre que de eso sabe y mucho. Joselu, que festejó como el día de la Peña Deportiva pero con más rabia, merecía ese premio que venía buscando. El equipo, en un esfuerzo mayúsculo, acabó destrozado pero con la recompensa del deber cumplido. Su gente, la misma que le criticó hace siete días, le ayudó, le ofreció cariño y sobre todo le recompensó, más allá de la victoria en el minuto final que tanto gusta en La Menacha, por el compromiso y orgullo que mostraron.

La mala racha, un punto en las seis jornadas después del Cádiz, queda en el olvido y ahora sólo queda completar la faena. No será fácil, pero no cabe duda que esta victoria es mucho más que tres puntos.

El cuadro de Mere, que volvió a demostrar que su equipo hace del orden virtud, saltó al campo con las ideas claras. Consciente del enorme enemigo que tenía enfrente, y de la dura semana que habían pasado, los jugadores mostraron una implicación total. Con Javi Medina en el banco y Santi Luque por la derecha, el cuadro de casa no se amilanó pese a la salida, tocando y esperando su momento, de los universitarios.

Intenso, metido en el partido, presionando e intentando, aunque no lo consiguió debido a la fortaleza del contrario, llegar a las inmediaciones de Biel Ribas. Esa fue la tónica del primer acto. En actitud no había ninguna pega, es decir como en el resto del año salvó los 45 minutos de Jumilla.

El grupo, consciente de lo que podía costar una desatención, desactivó al coloso murciano que apenas pudo triangular en un par de acciones. No llegó a Josemi, sólo un tiro de Góngora en el 12 sin problemas, y nunca superó el entramado defensivo rojiblanco. Ni tan siquiera faltó la polémica. En el 19, Máiquez, tras un buen centro de Willy, remató de volea y el balón pareció tocar en el mano de Góngora que estaba dentro del área. No se pitó nada.

La ovación con la que la tribuna despidió a los suyos, al intermedio, dejó claro que valoraban lo que estaban haciendo y sobre todo ante el rival que lo hacían. Faltó llegada pero eso era entendible, si bien nunca renunciaron a intentarlo e incluso merodearon por las inmediaciones del portal católico en alguna acción más,  aparte de la polémica reseñada.

De la caseta, tras conocer la derrota del Murcia, salió otro UCAM. Los cinco primeros minutos de los hombres de Salmerón asustaron. En el 49 Josemi tuvo que mandar a cóner un buen remata de Nono tras jugada individual. En el 51 el de Tocinas demostró que es humano y un error, de los escasos del año, no lo pudo aprovechar Nono II. Su remate se marchó por muy poco.

Esuerfzo al límite

Se presumía un segundo acto muy largo por el cansancio acumulado. Sin embargo, los de Mere seguían muy metidos. Además en el 56 Montes, antes de dejar su sitio a Joselu, remató forzado un centro de Willy tras una arrancada de Cristo, para avisar de que aún podían llegar al área.  Había partido aunque ahora se veía la fortaleza de los universitarios y pasaba factura, como a Calahorro, el enorme desgaste físico.

En esas estaba el choque cuando un resbalón de Dani Pérez, en la salida del balón, permitió a Joselu recuperar y acabar con un pase a Luque cuyo remate se marchó lamiendo el palo, ante el lamento de la grada.

Al último cuarto de hora se llegó con el Mirador ayudando a los suyos que habían recuperado, más que de sobra, su orgullo y carácter. Ahora quedaba no perder el botín, al menos el punto, cruelmente aunque había que sufrir de lo lindo. En el 80, con los nervios a flor de piel, Josemi detuvo un remate, con intenciones muy peligrosas, de Manolo.

A estas alturas el final o una contra era lo que esperaba al equipo de casa que intentaba no ahogarse en la orilla tras un partido gigante. Su gente lo entendió y le prestó el último aliento para llegar hasta el final. Entonces apareció Joselu, que soltó muchas cosas de un año duro para él, y mandó el balón al fondo de la red y convertir el estadio en un manicomio. Ahora sí, la permanencia está más cerca y sobre todo el rearme moral del grupo es total.

Ficha del Partido

Algeciras C.F: Josemi; Maíquez, Calahorro (Anaya, 66’); Manzano, Víctor González;  Santi Luque (Javi Medina, 76’),  Marrufo, Cristo Díaz, Willy; Iván y Migue Montes (Joselu, 60’)

UCAM Murcia: Biel Ribas; Tekio, Góngora, Dani Pérez, Fran Pérez; César Remón, Nono II (Jesús Rubió, 69’), Manolo, Alex Rubio (Isi Ros, 63’); Iván Aguilar (Josan, 78’) y Nono

Goles: 1-0 Min.90. Joselu.

Árbitro: Álvaro Moreno García. (Madrid).  Amonestó a los locales Iván (32’), Cristo (67’), Josemi (73’), Joselu (90’). Por parte visitante: Alex Rubio (28’), Manolo (40’), Fran Pérez (83’)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 29 de liga en el Grupo IV de Segunda División B. Estadio Nuevo Mirador. Terreno de juego en buenas condiciones y unas 2.000 personas en las gradas. El encuentro fue retransmitido en directo por las cámaras de Andalucía TV. Antes del inicio del juego el meta local Josemi recibió el trofeo a la mejor parada del mes que entrega la televisión autonómica. Además se guardó un minuto de silencio en memoria del socio José Mesa Gil.

(1-0) Épica y orgullosa victoria rojiblanca ante el UCAM
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad