El Sevilla Atlético venció en la Menacha. Foto: R.M.
El Sevilla Atlético venció en la Menacha. Foto: R.M.

PRETEMPORADA. ALGECIRAS C.F. 0 - SEVILLA ATLÉTICO 1

(0-1) Un Algeciras desconcertante, por ahora

(0-1) Un Algeciras desconcertante, por ahora
El cuadro de Salva Ballesta, que sigue haciendo muchas pruebas, sigue sin encontrar el torno. La lesión de Yago Pérez disipó un gran inicio del cuadro local. Los cachorros de Nervión pudieron hacer más daño en la segunda parte. Corbalán tuvo minutos y el portero Guille Vallejo evitó males mayores.

Vaya por delante que la pretemporada, esta más que ninguna otra, está para hacer pruebas. Así que ni alarmas, ni euforias que esto comienza a contar a partir del 18 de octubre. Sin embargo, el renovado Algeciras que dirige Salva Ballesta y que ahora tendrá al conocido periodista, Juan Gato, como responsable de comunicación, ha ido de más a menos, más allá de resultados, en las sensaciones que está dejando en los duelos amistosos -cinco ya- de este atípico mes de septiembre.

Ante el Sevilla Atlético, en un césped que empieza a notar lo de partidos cada dos o tres días, el conjunto de casa salió con otro once diferente. Guille Vallejo, que fue de los mejores y apunta a titular, en puerta. Melchor, Benítez, Lafarge y Llinares, también meritorio su partido, en la zaga. Yago Peréz, Iván, Yelko Pino y Dani Sales, en rombo en el centro, con Ubis, que las tuvo pero no acertó, y Mendes, arriba.

En el primer cuarto de hora los de casa acorralaron al rival. Dani Sales des de fuera del área, Yago, en una falta y sobre todo Ubis, en un error del Sevilla Atlético en salida, pudieron marcar. El delantero centro intentó la vaselina ante Adrián González pero su balón se marchó fuera. Luego tuvo otra en el segundo periodo que tampoco acertó.

Hasta el minuto solo existió el Algeciras. Sin embargo, el cuadro de Nervión avisó con un tiro al palo de Casas en el 20 y tres después llegó el punto de inflexión. Yago, que ya había tenido problemas en las últimas semanas, se retiró lesionado y ahí, casualidad o no, se acabó el equipo albirrojo. Aún queda un susto de Guille Vallejo, en forma de lesión, que afortunadamente quedó en nada. La carga de trabajo y de partidos parece que se deja notar.

Zarzana en el 37 se plantó ante el meta que hizo una gran parada pero el rechace, de nuevo desajustes, ya no pudo evitarlo y el filial se ponía por delante. Pudo marcar el segundo Casas pero perdonó. 

Romero y poco más

Álvaro Romero entró tras el descanso por Marcos Mendes y también Juanma Justo por Iván. El pequeño delantero sevillano fue lo poco potable de los del Mirador en un segundo tiempo en el que Guille Vallejo evitó una derrota más abultada.

Muchos cambios, el técnico visitante Paco Gallardo los hacía en bloque, y un equipo de casa que fue acusando la paliza física. Debutó Corbalán, cuya llegada propiciará una baja de ficha senior, y al menos mostró sentido táctico.

Tranquilidad, calma y ni lanzar las campanas al vuelo ni pensar que esto es un desastre. Quedan tres semanas de trabajo, ahora con menos partidos, y son muchas piezas nuevas. Esto no debe ocultar que a todos, incluyendo al técnico, le gustaría que todo estuviese ya más claro, aunque quizás él si tiene unas conclusiones a las que los demás no llegamos.

(0-1) Un Algeciras desconcertante, por ahora