Ivan Turrillo celebrando el gol
Ivan Turrillo celebrando el gol

SEGUNDA DIVISIÓN B. ALGECIRAS C.F. 2 - CÓRDOBA C.F. 2

(2-2) Un canto al fútbol y a la fe de un equipo especial

(2-2) Un canto al fútbol y a la fe de un equipo especial
El Algeciras que puede marcar en el segundo 13 tuvo que igualar un 0-2. Antonio Sánchez volvió al once y Fajardo llegó a tener en el campo a tres delanteros puros. Borja Vicent salva,en la línea, el tanto de la victoria cordobesista. Partido espectacular en el Nuevo Mirador.

A los 13 segundos de partido, dos novedades en el once local -Tote y Antonio Sánchez, conectaron para que Iván pudiese batir a un enorme Isaac Becerra. En el 93 Moyano remató, a puerta vacía, para que Borja Vicent la sacase por encima del larguero evitando la derrota de los suyos. Entre una acción y otra lo que se vivió en el Nuevo Mirador, de nuevo con entradón, fue un auténtico espectáculo. La Segunda B era para esto.

Ambas aficiones podrán decir que los suyos pudieron ganar, los califales porque tuvieron un 0-2, los de casa porque los suyos siguen tirando de fe, empuje de la grada y mucho pero que mucho fútbol, para, por momentos, minimizar al gigante del Grupo IV. El empate, se puede considerar justo. Por juego mereció más el Algeciras, por ocasiones claras, cierto es, tuvo el Córdoba la posibilidad de sentenciar. En cualquier caso la parroquia rojiblanca sigue en una ola positiva y aprecia como los suyos, con sus dificultades y algunas cosas incomprensibles, no se rinden, ofreciendo juego y fe para seguir manteniendo su feudo inexpugnable. Siguiente parada San Fernando, cierto es que son tres semanas sin ganar, pero no los es menos que aquí nadie regala nada.

Algeciras CF Cordoba CF Segunda B  (4)

La tarde se inició con cierta sorpresa, aunque cada vez es más habitual ver pasar jugadores del verde a la grada, ya que Gallardo, Tote y Antonio Sánchez, salían en el once. No hubo tiempo para mucho análisis ya que Tote, a los 13 segundos, se fue por la derecha, como suele, la puso en el área y el killer del ascenso golpeó con todo pero Isaac Becerra, portero de quilates, evitó el primero.

El Córdoba, equipo serio, millonario y bien plantado, no perdonó. Minuto siete, cuando apenas había pisado campo rival, Raúl Cámara, que sufrió mucho en el lado izquierdo, cedió a Zelu que desde la frontal, y con poca oposición, la ajustó al palo derecho de Lopito para poner el 0-1. Es lo que tiene ser el gallito del grupo.

Lejos de amilanarse, el cuadro de Fajardo, con un Antoñito sobrenatural, quiso imponer su fútbol. No era fácil entrar en la maraña de Xavi Molina, González y el imponente central Djetei, pero los de casa no desesperaron. La mejor fue de Choco, tras un centro de Gallardo, pero el granadino se llenó de balón y la mandó a la nubes cuando estaba solo. Antoñito, como no él, tuvo un centro chut en el 33 que confirmaba el momento acelerón de los rojiblancos. Enrique Martín pedía calma desde la banda y Becerra, para entonces, ya perdía tiempo.

Claro que si uno tiene talento en el campo, siempre puede hacer daño. De las Cuevas, pausa y calidad, intentaba dar algo de sentido al juego de los suyos, con Novaes trabajando y Owusu buscando rebotes. En una jugada del primero, González casi marca el segundo. Eso es el Córdoba, ahí se ve la cartera. Tote, en el 42, también obligó al meta a despejar un centro envenenado desde su banda. El 0-1, al descanso, no era justo, pero el fútbol es meter goles.

De todo

De las Cuevas se fue a la izquierda, Novaes a la derecha y Owusu al centro. Choco ya dejó de ser un interior ya que ahora tenía vigilancia y un puñal en su lado, y el Córdoba quedó mejor parado en el verde. Lopito, acertado en la segunda parte, comenzó su buen hacer en un remate, que era gol, de González. Seguidamente Novaes disparó ajustado. Ahora sí, sin mucho brillo pero con contundencia, el cuadro califal se mostraba. 

Fajardo metió dinamita arriba con Karim, luego entraría Jardel, pero lo que se encontró fue el mazazo del gol de Owusu tras una jugada de Novaes. Era el minuto 63 y la montaña a escalar parecía el Everest.

Sin embargo, el técnico ha inculcado a su equipo, lo hizo en el peor momento del año pasado, que no se puede dejar de creer hasta el final, menos con tu gente apretando desde la grada. Sin renunciar a jugar, el Algeciras se encomendó a la tarea. Choco aprovechó una de sus subidas, Sánchez le ganó la partida a Djetei y en el 65 el electrónico reflejaba un marcador de 1-2 que puso el estadio patas arriba.

A partir de ahí hubo de todo. El Algeciras puso algo más de fútbol, pero el Córdoba también tenía salida de balón rápida para matar a la contra. En el 69 un centro de Jardel, muy activo, no lo alcanzó, por milímetros Antonio Sánchez y en el 79 Iván, el alma de este equipo, de cabeza puso el 2-2. No había tregua. La tuvo Karim tras una falta de listo de Antonio Domínguez.

Los centrales, De Castro y Borja ejercieron de delanteros y el primero remató ajustado y el segundo obligó a Becerra a otra intervención de mérito. Aún tuvo tiempo el de Castellón para evitar el tanto de Moyano e Iván casi marca en la última del partido, tras una estrategia de Domínguez. 

Lo dicho, que bonita es la Segunda B, en días como este. Es sólo un punto, pero que punto.

Ficha técnica:

Algeciras C.F: Lopito; Choco, Borja Vicent, Pablo de Castro, Dani Gallardo; Tote (Jardel, 68’), Caturla (Karima, 54’), Iván, Antoñito, Antonio Domínguez y Antonio Sánchez (Mario Martos, 85’).

Córdoba C.F: Isaac Becerra; Raúl Cámara, Djetei, Chus Herrero; Xavi Molina, J.A. González, Owusu (Imanol, 75’), De las Cuevas (Sebas Moyano, 85’), Zelu (Moyano, 71’), Novaes.

Goles: 0-1. Min.7. Zelu. 0-2. Min 63. Owusu. 1-2 Min.65. Antonio Sánchez. 2-2. Min79. Iván.

Árbitro: García Gómez (Extremadura). Amonestó al técnico local Emilio Fajardo (39’), Caturla (39’), Iván (50’). Por parte visitante, además de al técnico Enrique Martín (68’,) De Las Cuevas (42’), Owusu (59’), Becerra (74’), Djetei (88’), Herrero (89’).

Incidencias: Partido correspondiente a octava jornada de liga en el Grupo IV de Segunda División B. Estadio Nuevo Mirador. Terreno de juego en buenas condiciones y unos 4.500 espectadores en las gradas, entre ellos una importante representación de cordobesistas. Antes del inicio se guardó un minuto de silencio en memoria de Fernando Asián Macías, padre del que fuese jugador y entrenador de la entidad rojiblanca, José Antonio Asián.

(2-2) Un canto al fútbol y a la fe de un equipo especial