PRIMERA RFEF FOOTTERS. ALGECIRAS C.F. LA RESACA

Derrota y tópicos rancios

Derrota y tópicos rancios
El Algeciras necesita recuperar gente para los próximos duelos. Llega un mes importante ya que tres de los cuatro próximos partidos se jugarán en casa. La afición se dejó notar en Valdebebas, pero ahora hay que seguir.

La afición rojiblanca en Valdebebas. FOTO: ACFEl Algeciras cedió en Valdebebas. Entraba dentro de lo probable, pero el conjunto de Ania ya había dado muestras, especialmente lejos del Mirador, de no amilanarse ante nada ni nadie. Tampoco lo hizo ante el filial del Real Madrid. Atenuantes: muchas bajas, el primer gol, cuando no pasaba nada y las sensaciones no eran malas, cambió el plan y sobre todo el cuadro de Raúl tenía más físico y recursos ante un oponente que, eso sí, llegó al minuto 75 en el partido. Ahí lo intentó, pero concedió en un balón parado.

Hay muchos aficionados que consideran, están en su derecho y puede que hasta tengan razón, que el equipo no compitió. Para servidor, es otra opinión nada más, fue lo que hizo. Competir con lo que tenía y hasta donde pudo.

Derrota ocho semanas después de la primera y una racha que no preocupa, pero no debe obviarse que son cuatro semanas sin sumar de tres y otros tantos duelos sin anotar. Romero y Leiva ya tienen vigilancia especial por parte de cada rival y la ausencia de efectivos en el banquillo, por lesiones y sanciones, impidió cambiar el choque ante los blancos.

La competición, escrito está en las anteriores resacas, no espera a nadie. Los nuestros siguen en una posición cómoda merced a su buen hacer. Ahora, llega un tramo de competición en el que disputarán tres de los cuatro próximos duelos ante su gente. Esa que merecía ver a Iván encabezando la salida de los algeciristas en el Di Stéfano o en el Johan Cruyff. Impensable hace apenas unos cinco años y ahora una realidad de la que nadie quiere apearse.

La afición llenó de colorido la Ciudad Real Madrid y se lo pasó en grande, aunque lamentó la derrota y las pocas opciones que, en general, tuvieron los que visten la sagrada túnica rojiblanca.

Claro que, con el respeto debido a todos, ahora llega el momento de seguir. Los que suelen criticar todo, que tengan en cuenta que el próximo es el Nástic y que también puede complicar las cosas. Si pensaban que esto era un camino de rosas, bienvenidos a la realidad. Los que vemos que esto es una pasada y que el objetivo debe ser la permanencia seguimos mirando hacia abajo y pensando que quedan 32 puntos, aproximadamente, para la salvación.

Unos y otros caben en el algecirismo, pero pongamos las cosas en perspectiva. Pidamos, critiquemos pensando en construir, pero dejemos ya tópicos rancios, obsoletos y que aburren. Especialmente porque el atribuirse el pensamiento de algo tan grande es un error. En este artículo, por ejemplo, está usted querido lector leyendo la opinión de un locutor-redactor, algecirista. De uno sólo, nada más. No digo eso tan manido de “la gente está empezando a..” ¿Quién es la gente? ¿A cuantos representan esos que dicen la gente?

La realidad es que pude ver a nuestro equipo en Valdebebas. Perdimos, vale. Fastidia por la oportunidad y lo bonito, pero no más que cualquier otro tropiezo que, avisamos para algunos, llegarán. Claro que tampoco está pagada la ilusión de los más pequeños que veían el escudo del Real Madrid por todas partes y al mismo tiempo hacían fotos de Iván, Leiva y  los demás, allí.

Posdata: Uno entiende ahora porque hay cierta gente que le tiene gato al Madrid. Parte de sus socios, no todos porque son muchos y no voy a repetir lo de la gente..., tuvieron un comportamiento muy mejorable. Sin incidentes, pero oigan que son el Madrid y nosotros el Algeciras, no el Bayern Munich. Prepotencia..?

En su día, uno simpatizó con ellos. Hacía tiempo que ya no, pero desde ayer, aún menos. Ah, es sólo mi apreciación, de nadie más. Y por cierto, nada tiene que ver con el 2-0. El equipo que mereció ganar fue el que iba de blanco.

Derrota y tópicos rancios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad