Iván, capitán del Algeciras e Ismael Chico, capitán de la Balona, en el cartel anunciador.
Iván, capitán del Algeciras e Ismael Chico, capitán de la Balona, en el cartel anunciador.

XXVI EDICIÓN DEL TROFEO VIRGEN DE LA PALMA

Un trofeo clásico

Un trofeo clásico

El Algeciras tiene a todos disponibles para medirse al eterno rival. Pirulo es baja en los blanquinegros y podría debutar Kibamba. Dos años después los eternos rivales se miden en un partido de pretemporada.

La XXVI edición del Trofeo Virgen de la Palma de Algeciras se disputará a partir de las 20:30 horas en el Nuevo Mirador y supone, sin ningún género de dudas, el partido del verano. Los dos eternos rivales del Campo de Gibraltar se ven las caras en un partido amistoso pero que, obviamente, siempre es algo más.

La iniciativa de Ricardo Alfonso Álvarez, presidente local, de restablecer las relaciones con el máximo rival, tras la recordada final del Trofeo de Mancomunidad de 2016, y la buena sintonía con Rafaelle Pandalone, ahora mandatario de la entidad linense, han permitido, no sólo el duelo de esta noche, con trofeo en juego, sino otro más la próxima semana en el vetusto municipal. Y es que estamos en pleno siglo XXI y la rivalidad, eterna y maravillosa, sólo debe estar en el terreno de juego.

El equipo de casa, vigente campeón, intentará doblegar a un equipo de superior categoría. De momento, ha comparecido en dos ocasiones en el santuario de los algeciristas, y en ambas fue derrotado por conjuntos de la categoría de bronce. Además, no ha marcado ni un sólo gol ante sus fieles. En cualquier caso la imagen del nuevo bloque de Javier Viso va a más y es muy probable que hoy, por todo lo que rodea el partido, se pueda apreciar un once inicial más parecido al que se mida al Écija el día 26, en el estreno de liga. Todos están disponibles, incluyendo a Antonio Sánchez, tras la lesión que sufrió en Tesorillo.

La Balona, que sigue progresando en su pretemporada, ha cedido ante rivales de superior categoría como Mallorca o Cádiz pero también ha doblegado al Córdoba o Stoke City. No estará Pirulo, especialista en anotar golazos ante los del Mirador y podría debutar Kibamba. Un central congoleño que es un refuerzo más para el conjunto del catalán Roger. El míster ya tiene algunas nociones de lo que es un duelo de la máxima, aunque acertadamente ha recordado que el objetivo es el UCAM Murcia.

No obstante, es un clásico y además la Balona querrá, a la tercera, llevarse el trofeo a sus vitrinas e imponer la superior categoría que, desde hace algunos años, ostenta. 

En cualquier caso, bienvenido sea un trofeo clásico, a la espera de duelos oficiales.

Un trofeo clásico