Álvaro Quirós sigue en los puestos de cabeza. Foto: RCV
Álvaro Quirós sigue en los puestos de cabeza. Foto: RCV

EL TORNEO PODRÍA ACABAR EL LUNES

Valderrama aguanta el chaparrón y Quirós se mantiene arriba

Valderrama aguanta el chaparrón y Quirós se mantiene arriba

El agua, otra vez, marca el desarrollo de una incompleta jornada de golf. Chesters (-5) mantiene el liderato sin jugar un sólo hoyo. Álvaro Quirós demuestra coraje para seguir soñando con el título. 

El Andalucía Valderrama Masters de 2018 está marcado por la lluvia, los parones y cada vez gana más enteros el que se juegue a 54 hoyos y acabe el lunes. Sería la primera vez, de producirse, en la historia del mítico recorrido. La situación más compleja hasta ahora, en ese campo, había sido el acuerdo entre Langer y Monty para concederse un empate en el Volvo Masters de 2002 y quedar ambos como ganadores.

La segunda jornada, de momento incompleta, tuvo agua pero también golf y aunque a muchos les pueda parecer increíble, mucho público dadas las circunstancias. Vaya por delante que el campo, una vez más, está aguantando la cantidad de agua como pocos lo harían en el mundo. Entre las cuerdas el protagonista fue, otra vez, Álvaro Quirós con papel relevante, también, para su amigo y compadre Gonzalo Fernández Castaño. Ambos comparten, esta semana, el domicilio del jugador local.

Alvarito está desafiando los argumentos habituales en torno a su relación con Valderrama. Cierto es que los pegadores no están cómodos en él, pero también que cuando se juega bien y se acierta con el putt, lo demás puede controlarse. En uno de los partidos estrellas, con Beef y Harrington, completaron los 10 hoyos que dejaron pendientes del jueves y Quirós, con algunos golpes de mérito y también problemas, los solventó con el -3 que ya dejó en su marcador el jueves.

Además, comenzaron la segunda jornada, saliendo por el 10, y demostró que va a pelear por todo. Dicho con todas las reservas del campo en el que se está jugando y las condiciones tan particulares. Bogey al 10, tras quedarse enganchado el palo en el rough cercano al green. No pasa nada. El putt está funcionando y lo demostró, más que en el birdie del 11, aquí si puede lucir pegada, en los dos bogeys, sí curiosidades del golf, que de manera consecutiva firmó en el 15 y 16. Sobre todo el último hoyo en el que una corbata evitó un gran cuatro que si llegó en el 18. A destacar también el espectacular segundo golpe en Los Gabiones (17) en el que el eagle se escapó por milímetros. Pegó el golpe de salida en el 1, su hoyo 10 de la segunda jornada, se fue a la izquierda y ahí acabó el día para él y para el resto de jugadores que estaban en el campo.

“El juego va y viene. Esta tarde ha sido aún más irregular que esta mañana, pero entre los golpes de suerte y la garra que estoy poniendo estoy siendo capaz de llevar la vuelta adelante”,señaló Quirós.

También aludió a como afrontar todo lo que está ocurriendo. “La mentalidad está intacta, pero a veces es complicado hacer frente a las dificultades sin tener la certeza de que uno puede pegar buenos golpes, y ahí está la batalla de todo el que juega al golf a este nivel. Si es muy difícil afrontar ciertos golpes pegándole bien, imagínate sin tener esta cierta confianza en que uno está haciendo bien el swing”. Y mensaje para el estado del campo, una alabanza de un profesional que se repite con cualquier otro jugador al que se le pregunta por ello. “El campo está espectacular para la cantidad de agua que ha caído y para el trote que le estamos dando. Al fin y al cabo, jugar en estas condiciones maltrata el campo. No le da tiempo a chupar el agua que cae, pisamos los greens muy húmedos, y el campo está respondiendo genial. En ese sentido, no podemos encontrar una excusa”.

El líder, sin pisar el campo, sigue siendo el inglés Ashley Chesters con -5. Tampoco jugó Sergio García (-3) que aspira al triplete. Marc Warren (-4) y el francés Bourdy (-4), sin completar la segunda ronda, acechan el primer puesto y también hay que resaltar los siete hoyos de Gonzalo Fernández Castaño que sigue peleando para garantizar sus derechos de manera completa.

El tiempo sigue amenazando el torneo. El cambio de fechas y las Rolex Series aparecen por el horizonte, pero en 2018, por primera vez, Valderrama y Quirós podrían estrechar, aún más, su relación.

La versión del tour

Si hay un hombre, además del director general del club Javier Reviriego, que está mirando partes meteorológicos, dando vueltas de un lado para otro y pendientes de todos los detalles es José María Zamora. Director del torneo y miembro del European Tour.

El malacitano deja claro que “todavía no es oficial que el torneo vaya a jugarse a 54 hoyos, pero viendo lo que está pasando y el parte meteorológico me inclinaría por pensar que tendremos que ir a 54 hoyos y probablemente acabar el lunes. Es muy importante tratar de jugar 54 hoyos para que se entreguen todos los puntos de la Race to Dubai y que la posible reducción no perjudique a los jugadores que están luchando por renovar la tarjeta de cara al año que viene”, ha explicado el director del torneo, José María Zamora

El sábado se presenta, en cualquier caso, apasionante y con lluvia, veremos lo que permite.

Valderrama aguanta el chaparrón y Quirós se mantiene arriba