Facturación
Facturación

EMPRESAS

Herramientas útiles en el día a día de una pyme

Herramientas útiles en el día a día de una pyme

Olvídate de tener que consultar múltiples archivos, de buscar una factura extraviada o de preguntar cuál es el estado de las enviadas

El día a día de una pyme suponer dedicar tiempo y recursos a muchas rutinas que se repiten continuamente. Sin herramientas apropiadas, la inversión necesaria nos hace perder rentabilidad en la empresa. Debemos buscar herramientas útiles, que sean eficientes, económicas y sobre todo fáciles de utilizar para que nos ahorren tiempo.

Uno de los ámbitos que mayor dedicación exige a una pyme es la facturación. Tanto la creación, como envío y seguimiento de facturas, exige muchos recursos y no es siempre todo lo sencillo que nos gustaría.

Por ese motivo una de las herramientas online que más está atrayendo a pymes y también autónomos es Billin, un programa de facturación gratuito que ofrece muchas ventajas.

Centraliza tus facturas

Billin es un programa de facturación para pymes (también disponible en app), que permite centralizar todas las facturas de la empresa en una misma plataforma.

Está específicamente desarrollado para que desde él puedes realizar todas las acciones relacionadas con la facturación, en el menor tiempo posible.

De esta manera se puede crear facturas, enviarlas, tener un archivo y aprovechar un sistema de búsqueda muy intuitivo y preciso, así como también gestionar los cobros.

Olvídate de tener que consultar múltiples archivos, de buscar una factura extraviada o de preguntar cuál es el estado de las enviadas. Billin notifica sobre las facturas enviadas, recibidas, aceptadas o incluso con el pago en curso.

Herramienta útil para clientes y proveedores

Un elemento importante para la pyme relacionado con las facturas es facilitar también su recepción, cobro y consultas a sus proveedores y clientes.

Cuantas más facilidades ofrezcas, sobre todo en el aspecto del pago, antes podrás cobrar y menos incidencias registrarás.

Por eso Billin permite facilidades como el envío automático de facturas recurrentes en una fecha señalada, el pago online con tarjeta de crédito o débito (así como también la domiciliación de facturas) y también un contacto directo entre proveedores, clientes y la pyme, en caso de que haya dudas o se quiera consultar información.

Ahorra tiempo en tu facturación con Billin

Además de una herramienta útil, un programa de facturación necesita ser intuitivo. Las facturas constituyen una parte importante del trabajo diario de una empresa y muchas veces las operaciones que requieren son tediosas y complejas.

Billin tiene como filosofía ahorrar tiempo a sus usuarios. De hecho, puede conseguir reducir el tiempo dedicado a la organización de facturas en hasta 16 horas al mes. Para ello cuenta con funciones de creación, envío y recepción de facturas basadas en una interfaz muy intuitiva y que, además, agiliza cada proceso ya tengas 10, 100 o 1.000 clientes.

Facturación conjunta con el gestor

La mayoría de pymes trabaja con gestores externos a la empresa, para los que la información sobre las facturas es primordial.

Billin mejora el proceso de comunicación con el gestor en este sentido, dado que permite compartir las facturas con estos profesionales, asignándoles perfiles de lector, editor o incluso administrativo.

De esta forma, el gestor puede acceder a la plataforma en cualquier momento y aprovechar la base de datos de facturas para poder realizar sus operaciones de una forma rápida y efectiva.

Todas estas funciones y el hecho de que sea gratuito, han convertido a Billin en el mejor programa de facturación online, recomendado tanto para pymes como autónomos, que quieran ahorrar tiempo en estas tareas y gestionarlas de la forma más precisa posible.

Herramientas útiles en el día a día de una pyme
#Linicom