Cagador electrico
Cargador eléctrico

NEGOCIOS Y EMPRESAS

Uso de las inversiones temáticas en la diversificación de un portafolio de inversión

Uso de las inversiones temáticas en la diversificación de un portafolio de inversión
Esta filosofía de inversión tiene múltiples beneficios, incluyendo la posibilidad de diversificar un portafolio al incluir múltiples temáticas.

Uso de las inversiones temáticas en la diversificación de un portafolio de inversión

La inversión temática es una interesante metodología que consiste en identificar industrias, empresas, productos, o modelos de negocios que tienen el potencial de revolucionar el mercado, apuntando a tomar posiciones en largo antes de que el momentum positivo de dicha tendencia comience a acelerar el ritmo de su adopción.

Esta filosofía de inversión tiene múltiples beneficios, incluyendo la posibilidad de diversificar un portafolio al incluir múltiples temáticas con el propósito de mitigar los riesgos asociados a posibles fracasos o retrocesos de algunas tendencias individuales.

Con ello en mente, el siguiente artículo explica con mayor profundidad como funcionan las inversiones temáticas, cuáles son las principales temáticas seguidas por los inversionistas hoy día, y cómo se puede construir un portafolio diversificado a través de las inversiones en línea y los fondos cotizados en bolsa (ETFs) partiendo de una cierta temática.

Las energías renovables y la tecnología revolucionaron el mercado en 2020

Las empresas relacionadas a las energías renovables y a la sustentabilidad fueron grandes protagonistas durante 2020, lideradas por el gigante americano de los vehículos eléctricos, Tesla, que vio sus acciones dispararse un 743% durante el año a raíz de un creciente interés de los inversionistas en esta empresa en particular debido a su potencial disruptivo.

Por otro lado, los fondos cotizados en bolsa que siguen a las llamadas “acciones verdes” vieron el valor de sus acciones crecer de forma vertiginosa durante el año igualmente mientras que el sector tecnológico también se vio fuertemente beneficiado debido a la implementación del confinamiento a raíz de la pandemia.

Para quienes lograron identificar de antemano el inminente momentum que estas acciones verían a raíz de la situación, la inversión temática fue de seguro muy gratificante y lucrativa, aún cuando es importante decir que el ‘timing’ es un factor clave para alcanzar el éxito siguiendo esta metodología.

Visión y paciencia: dos factores claves de éxito para los inversores temáticos

Sol

Identificar una temática prometedora amerita un estudio profundo de la situación actual del mercado y de los actores que están en este momento trabajando por saciar algunas de las necesidades insatisfechas del mismo.

Si usamos el ejemplo de Tesla (TSLA) o incluso de Bitcoin (BTC) como posibles inversiones temáticas, podemos ver como aún hoy día la adopción de su propuesta de valor no ha alcanzado su tope.

Sin embargo, ya miles de inversionistas han identificado su potencial a largo plazo y, si bien aún les queda mucho trecho por delante, las grandes fortunas las hicieron aquellos que avizoraron su impacto hace 5 o 10 años atrás.

Por esta razón, una clave para lograr construir portafolios temáticos exitosos es tener una visión de largo plazo que se enfoque en identificar potenciales empresas, productos, o servicios que revolucionarán el mercado en el futuro – invirtiendo en ellos en una etapa temprana para así sacar el máximo provecho a su crecimiento en el largo plazo.

Para ello, el inversionista temático necesita de mucha paciencia y auto-control que le permitan mantenerse firme en su posición aún cuando el mercado pueda refutar o ignorar las inversiones que el ha identificado como altamente prometedoras en un futuro.

Construyendo un portafolio temático desde cero

El primer paso para construir un portafolio temático consiste en investigar a profundidad las posibles tendencias que están emergiendo en áreas del mercado que son familiares para el inversionista.

En este sentido, resulta difícil para una persona que desconoce las dinámicas de la industria automotriz el tener la posibilidad de identificar posibles oportunidades en etapas tempranas.

Sin embargo, un inversionista con antecedentes en esta industria podría fácilmente comprender como una cierta propuesta de valor puede transformar una industria entera al ser lanzada al mercado.

El segundo paso para la construcción de un portafolio temático es la diversificación. En este sentido, no resulta 100% necesario identificar una empresa prometedora cuando aún es una acción de a centavo ya que, en algunos casos, algunos sectores en auge hoy día tienen todavía por delante un increíble potencial de crecimiento si se analiza el tamaño de la demanda y las oportunidades que aún no se han aprovechado en la actualidad.

Para ello, los fondos cotizados en bolsa que cubren las diversas temáticas del mercado en la actualidad pueden llegar a ser un instrumento valioso para exponer el portafolio a diversas temáticas prometedoras, diversificando no solo por temática si no también a través de la diversificación propia del fondo de inversión, que ubica sus fondos en múltiples instrumentos dentro de dicha temática.

Uso de las inversiones temáticas en la diversificación de un portafolio de inversión