josé manuel albares
josé manuel albares

España asegura que el protocolo norirlandés no interferirá en las negociaciones sobre Gibraltar

España asegura que el protocolo norirlandés no interferirá en las negociaciones sobre Gibraltar
El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, aseguró este lunes que la negociación entre la Unión Europea y el Reino Unido para salvar el protocolo norirlandés "no debería" interferir en las conversaciones entre Londres y Bruselas sobre la situación de Gibraltar tras el Brexit.
"No debería, no debería en absoluto. Son dos temas distintos que no tienen absolutamente nada que ver y, es más, son dos negociaciones distintas", declaró el político a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de los Veintisiete que se celebra hoy en Luxemburgo.

Afirmó que la posición de España sobre Gibraltar es "clara" y en lo relativo al protocolo norirlandés dijo que "lo mejor" es "la unidad de todos los países de la Unión Europea en la negociación".

"Nosotros queremos tener la mejor relación posible con el Reino Unido y la relación más estrecha, pero esto es una cosa de dos", señaló.

Gibraltar no está incluido en el acuerdo de comercio y cooperación que la Comisión Europea y el Reino Unido alcanzaron a finales del año pasado, por lo que es necesario negociar un convenio separado sobre el Peñón.

Madrid y Londres ya lograron un principio de acuerdo en la Nochevieja de 2020, pero está pendiente del pacto definitivo que Londres y Bruselas puedan conseguir sobre Gibraltar en los próximos meses, después de que la semana pasada tuviera lugar en la capital belga la primera ronda de negociaciones sobre el Peñón.

Al mismo tiempo, el Ejecutivo comunitario y el del Reino Unido negocian fórmulas para salvar el protocolo norirlandés incluido en el acuerdo del Brexit, tras los problemas de escasez de productos y tensiones políticas en Irlanda del Norte.

Además, Londres ha planteado nuevas exigencias, como la desaparición del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de esa parte del acuerdo, y ha amenazado con suspender el protocolo si sus peticiones no quedan satisfechas.

El protocolo establece que Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario para bienes, por lo que las mercancías que cruzan entre el resto del Reino Unido y ese territorio deben pasar controles aduaneros en los puertos de la región, de manera que se asegure que la frontera entre las dos Irlandas sigue siendo invisible, clave para el proceso de paz y las economías de la isla.

Albares se refirió hoy también al aumento de los precios de la energía, un asunto en el que España es uno de los países más afectados de la Unión Europea.

España "no necesita aliados en ese sentido. Hay muchos países, Francia, otros países de la UE que se alinean con nosotros porque yo creo que todo el mundo reconoce que esto no es una crisis de España (...) sino que es una crisis europea y por lo tanto si el desafío es europeo, la respuesta tiene que ser europea. Por eso España ha puesto encima de la mesa una propuesta", apuntó.

El Gobierno español quiere que la UE haga compras conjuntas de gas, una medida que Bruselas no ha descartado, si bien la semana pasada reconoció que se trata de una propuesta que ya se estudió anteriormente y fracasó.

La Comisión Europea recordó la semana pasada las medidas que los países europeos pueden tomar a corto plazo para paliar el aumento del precio de la energía, con medidas como rebajas de impuestos a consumidores y empresas, aunque no propuso las medidas "excepcionales" que quería España. 

España asegura que el protocolo norirlandés no interferirá en las negociaciones sobre Gibraltar
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad