arot
arot

TAROT Y VIDENCIA

La numerología del tarot

La numerología del tarot
La numerología es una disciplina que le asigna significados simbólicos a los distintos números. 

Esta sabiduría milenaria también está presente en el tarot. Al interpretar una carta, además de observar sus colores y figuras, es importante detenerse en su numeración.

Tanto en los arcanos mayores como en los menores, los números impares se asocian con la actividad y los números pares con la receptividad. Esto significa que las cartas que contienen números impares están vinculadas a ejecutar acciones, a animarse actuar, a realizar actos concretos para avanzar hacia un objetivo. Las cartas que contienen números pares, en cambio, se conectan con el principio de atracción y de volverse como una especie de imán para que se acerquen nuestros deseos a nosotros en lugar de perseguirlos.

Es fundamental recordar que tanto El Loco como El Mundo están fuera de esta clasificación numerológica. Estas dos cartas representan, respectivamente, todas las posibilidades en potencia y la realización máxima de esas posibilidades. En cuanto a los arcanos menores, los Pajes se podrían ubicar entre los números 2 y 3; las Reinas, entre los números 4 y 5; los Reyes, entre el 6 y el 7; y los Caballeros entre el 8 y el 9. 

Significados de los números en el tarot

Aunque en el Tarot de Marsella se utilizan números romanos, aquí utilizaremos números cardinales porque así resultará más sencillo recordar sus significados.

1: corresponde a la totalidad en potencia, a aquello que está a punto de nacer y a la espera de poder desarrollarse. Arcanos mayores correspondientes: El Mago y La Fuerza.

2: estado receptivo de gestación. Momento de acumular deseos, fuerzas, ideas y emociones antes de lanzarse definitivamente a la acción. Arcanos mayores correspondientes: La Papisa y El Colgado.

3: es la primera acción, un estallido, una explosión creativa sin experiencia ni un fin preciso. Arcanos mayores correspondientes: La Emperatriz y El Arcano Sin Nombre.

4: la acción se estabiliza, se alcanza el dominio de la vida material, existe claridad en las ideas y tranquilidad emocional. Arcanos mayores correspondientes: El Emperador y La Templanza.

5: indica transición, crisis. Introduce un nuevo ideal que desequilibra la estabilidad del 4  para poder superarlo. Es un puente entre el pasado y el futuro. Arcanos mayores correspondientes: El Papa y El Diablo.

6: disfrute, deseo. Simboliza la primera vez que hacemos aquello que queremos en todos los aspectos de la vida. Arcanos mayores correspondientes: El Enamorado y La Torre.

7: el placer se convierte en acción en el mundo. Esta acción es más madura y más intensa que la del grado 3 porque está basada en la experiencia y tiene un objetivo. Arcanos mayores correspondientes: El Carro y La Estrella.

8: representa el perfeccionismo. Este número está alejado de la vida material y se vincula al equilibrio y la realización en un plano más elevado y abstracto. Arcanos mayores correspondientes: La Justicia y La Luna.

9: facilita la entrada en crisis del estadio 8 para dar paso a lo desconocido del final del ciclo. Se abandona la perfección y es necesario ponerse en movimiento. Arcanos mayores correspondientes: El Ermitaño y El Sol.

10: simboliza el final del ciclo. Permite que se manifieste el principio del nuevo ciclo. Arcanos mayores correspondientes: La Rueda de la Fortuna y El Juicio.

Sobre la autora

María Cruz es la tarotista detrás de 7Tarot. Su visión es compartir la belleza del tarot y hacerlo entendible para todos como herramienta de reflexión para comprender nuestra vida.

La numerología del tarot