Arranca la primera jornada de huelga en los puertos españoles

CONFLICTO EN LA ESTIBA

Arranca la primera jornada de huelga en los puertos españoles

Arranca la primera jornada de huelga en los puertos españoles

Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento, protegen las operaciones que afecten a mercancías perecederas, o peligrosas

ALGECIRAS. - Los más de 6.000 estibadores que trabajan en los 105 puertos comerciales españoles están llamados desde este lunes, a las 8.00 horas, a tres jornadas de paros parciales, en horas impares, que se producirán además del lunes, el miércoles y el viernes y no afectarán al transporte de pasajeros en líneas regulares.

Estos paros, convocados por los sindicatos CETM, UGT, CCOO, CIG y CGT, se producen por la falta de garantía del 100% del empleo por parte de la patronal Anesco tras la aprobación del decreto de regulación de la estiba.

De hecho, los sindicatos han presentado el preaviso de huelga para otras cinco jornadas de paros durante el mes de junio, que se unen a los tres previstos la semana que viene.

En concreto, el preaviso contempla un paro de 48 horas que se extenderá desde las 8.00 horas del miércoles 14 de junio hasta las 8.00 horas del viernes 16. Además, los sindicatos tienen previsto realizar paros los días 19, 21 y 23 de junio, en este caso solo en las horas impares.

Servicios mínimos

Los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento, que ha creado un comité interministerial para analizar el desarrollo de las huelgas, protegen las operaciones que afecten a mercancías perecederas, o peligrosas, cuya permanencia en el puerto pueda representar un riesgo grave para personas o instalaciones.

También los servicios que sean necesarios para garantizar el abastecimiento, la atención sanitaria y los suministros especiales y esenciales a los territorios insulares, Ceuta y Melilla.

Además, contemplan los servicios en el caso de operaciones en buques mixtos, con objeto de no afectar al servicio de pasajeros de línea regular y los servicios que sean necesarios para atender a situaciones de emergencia o siniestros en buques o mercancías.

Por último, se exige el porcentaje necesario del servicio para garantizar un rendimiento no inferior al 50 % del promedio del año natural anterior en jornada comparable (horario y tipo de mercancía).

En España, el 78% de las importaciones y el 57% de las exportaciones se hacen a través de la red de puertos comerciales; por lo que la economía es especialmente sensible a la continuidad de la actividad portuaria.

Daño para la economía

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha advertido del daño que supone esta huelga a la economía, teniendo en cuenta que, en el caso de los puertos, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores, "las pérdidas se pueden prolongar bastante más allá del punto final del conflicto".

Además, según la patronal, desde el viernes pasado se están produciendo las bajadas de producción como medida para forzar la negociación, en algunos casos de hasta un 70% respecto al ritmo habitual de trabajo en la estiba, lo que está ocasionando "inasumibles pérdidas económicas para las compañías, que se encuentran indefensas, y cuantiosos daños al sector del transporte y la logística".

Preacuerdo roto

Cuatro días después de que el Gobierno lograra sacar adelante el real decreto ley, por el que se liberaliza el sector, el pasado 18 de mayo, gracias al respaldo en el Congreso de Ciudadanos y PNV y la abstención de PDeCAT, los sindicatos y la patronal alcanzaron un principio de acuerdo que apuntaba a una rápida solución del conflicto.

Sin embargo, en la reunión celebrada el pasado viernes en la que se esperaba un avance definitivo que pusiera fin al conflicto, la situación dio un vuelco, tras un cambio de actitud de la patronal, según los sindicatos.

La parte social acusa a Anesco de dar "un giro" respecto al compromiso con la subrogación de los trabajadores adquirido en el preacuerdo, lo que hace que los sindicatos no vean lógica una negociación colectiva y afirman que no saben si, finalmente, ellos son o no los trabajadores de sus empresas.

Los sindicatos insisten en que es algo que tienen que "saber de manera fehaciente, para poder negociar" y exigen a las empresas que cumplan con la palabra dada y garanticen todos los puestos de trabajo y también que se comprometan a formar parte de los centros portuarios de empleo (CPE).

Arranca la primera jornada de huelga en los puertos españoles