MSC OSCAR
MSC OSCAR

TRÁFICO MARÍTIMO

El futuro súper puerto de Argel se convierte en una amenaza para Algeciras

El futuro súper puerto de Argel se convierte en una amenaza para Algeciras

Un acuerdo entre China y Argelia va a permitir la construcción de un puerto con 23 muelles con capacidad de mover 6,5 millones de contenedores al año

ALGECIRAS. - La amenaza es real, tan real que el ambicioso proyecto entre los dos países se une a la incertidumbre actual sobre la evolución del comercio marítimo mundial, que ha entrado en una recesión .

El nuevo puerto de Argelia pretende convertirse en una referencia en el Mediterráneo Occidental en lo que a hub (nudo de conexión) se refiere, y es que el nuevo recinto se suma al pulso que ya mantienen Algeciras y los otros grandes puertos del Mediterráneo occidental (Valencia, Barcelona, Sines, Giogia Tauro, etc.) por entrar en las rutas de las grandes navieras.

Está prevista una inversión de 3.300 millones de dólares en el nuevo recinto, que contara con 23 muelles y estará capacitado para mover 6,5 millones de contenedores, dos millones más que los que mueve actualmente el Puerto de Algeciras según los datos de 2015. Esta inversión comprometería seriamente las posibles inversiones que pudieran realizarse en el puerto algecireño. Las obras, que se ejecutarán en dos fases, se estima que estarán finalizadas en siete años.

El Puerto de Valencia ya ha admitido que este proyecto supone "una amenaza", ya que el posible impacto habrá que buscarlo en la capacidad que tenga el nuevo recinto para retener a los grandes navieros con precios competitivos. Esto podría suponer el desvío de tráficos de transbordo.

Con respecto a Algeciras, el contrato firmado entre la Empresa Portuaria de China de Ingeniería (CHEC), China State Construction Engineering Corporation (CSCEC) y el Ministerio de Transporte de Argelia, asegura el control de China sobre uno de los puertos de este área, lo que podría afectar a las rutas de las navieras de este país asiático que tienen el puerto algecireño como escala.

El futuro súper puerto de Argel se convierte en una amenaza para Algeciras