La inspección realizada en el barco descarta la amenaza de enfermedades contagiosas

La inspección realizada en el barco descarta la amenaza de enfermedades contagiosas

La inspección realizada en el barco descarta la amenaza de enfermedades contagiosas
ALGECIRAS. - Al filo de las seis y media de la tarde, quedaba desactivado el plan de contingencia, que se había puesto en marcha ante la amenaza real de un posible contagio por ébola, en un tripulante del porta contenedores Panther. Finalmente, el afectado no padece ninguna enfermedad peligrosa. Las autoridades sanitarias habían decidido trasladar el barco Panther, con un marinero a bordo con síntomas de padecer ébola, al Dique Norte del Puerto de Algeciras. El traslado se ha realizado con el práctico desde un remolcador, sin haber subido a bordo. Quien sí estaba a bordo del barco era un equipo d Sanidad Exterior. Se activó el plan de contingencia para estos casos, y a pesar de que en el barco ondeaba la bandera amarilla (libre de enfermedades), se estaba a la espera de poder confirmar si la enfermedad que padece el tripulante, y que ha obligado a parar la actividad desde tierra en el barco, es ébola, o cualquier otra enfermedad infecto contagiosa. Finalmente, las prubeas realizadas han determinado que el emfermo no padece ninguna enfermendad infecto contagiosa, por lo que se ha desactivado el plan. Desde el departamento de prevención de la SAGEP, se ha emitido un escueto mensaje para los trabajadores, "en relación  a lo acontecido en el buque Panther, en el día de hoy,  indicar que tras informe emitido tanto por Sanidad Exterior como por las Autoridades Epidemiológicas de la Junta de Andalucía se ha descartado cualquier posibilidad  de brote de enfermedad infecciosa en dicho buque, por lo que  han expedido el correspondiente certificado de Libre Platica,  volviéndose por lo tanto a la normalidad".

Alerta por riesgo

Los hechos comienzan cuando el turno de trabajadores portuarios que al filo de la una de la tarde se encontraba haciendo tareas de estiba y desestiba en la terminal de contenedores del Puerto de Algeciras, ha visto como recibían indicaciones para que cesaran su actividad al detectarse un marinero en el barco, de procedencia africana, con síntomas de padecer una enfermedad contagiosa. Los trabajadores portuarios fueron requeridos por la Guardia Civil para que tomarles sus indicativos y han sido enviados a sus casas, aunque en ningun caso ha habido contacto con el enfermo. El barco afectado es el Panther, de bandera liberiana que opera en la terminal de Maersk. Se trata de un buque portacontendores, de bandera liberiana, y que tiene como sede el puerto de Monrovia, construido en 1998. Antes de llegar al Puerto de Algeciras en esta mañana, el barco ha hecho escalas en Monrovia (28 de marzo), Conakry (30 de marzo), Freetown (2 de Abril) y Tanger Med (13 de Abril)

La inspección realizada en el barco descarta la amenaza de enfermedades contagiosas