Una cofradía de Semana Santa
Una cofradía de Semana Santa

SEMANA SANTA

Ser cofrade por primera vez cuesta unos 500 €

Ser cofrade por primera vez cuesta unos 500 €

Todo depende, claro, de cada caso y varía mucho de ciudad en ciudad y de cofradía en confradía.

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y toda España está ultimando los preparativos. Algunos aprovecharán para hacer una salida de vacaciones, mientras que otros disfrutarán de unos días dedicados a la devoción religiosa.

Entre los segundos, muchos españoles saldrán en las procesiones junto a sus hermanos de cofradía. Pero al contrario de lo que podría parecer, ser cofrade tiene sus gastos y si se junta todo, no podemos decir que sea poco dinero. Todo depende, claro, de cada caso y varía mucho de ciudad en ciudad y de cofradía en confradía.

  1. Ser hermano de una cofradía

Para poder procesionar hay que ser hermano de una cofradía. Los precios varían bastante aunque, por lo general, están entre los 35 y los 80 €. Aunque muchas personas solo se acuerdan de su cofradía en Semana Santa, el pago de esta cantidad realmente se hace para hacer frente a los gastos de todo el año, incluyendo algunas labores de mantenimiento y adecuación de los pasos, compra de flores, etc.

  1. El hábito

Si no se tiene hábito, comprar uno es un gasto importante. Dependiendo del material el coste puede ir de los 325 €, hasta los casi 900 € que puede costar uno de terciopelo con varios escudos bordados a mano.

Es tradición que los hábitos se hereden, ya que especialmente los de terciopelo pueden resistir muchos años en perfecto estado, e incluso en el caso de que se los vea con “solera” es algo que muchas personas perciben como un valor añadido.

Por supuesto, existe la opción de comprarlo de segunda mano a mejor precio, pero hay que tener cuidado. Si vas a hacerlo, asegúrate de saber bien cómo debe ser el hábito para que no te den gato por liebre.

  1. Complementos

Desde unos simples guantes, hasta una capa o un cirio, los complementos de los cofrades son todo un mundo en el que se pueden gastar entre 20 y 200 €.  Aunque si añadimos en este apartado un instrumento musical, como podría ser un tambor o una corneta, el precio puede subir todavía más. En todo caso lo habitual es que el cofrade ya tenga el instrumento comprado antes de salir a procesionar.

Otros complementos que pueden hacer falta son una faja si se va a ser costalero, que puede costar de unos 30 a 50 € y unos zapatos oscuros y cómodos. Aunque hay cofrades que salen con zapatillas, lo cierto es que no es lo más tradicional y nos guste o no, la Semana Santa debe mucho de su encanto al seguimiento de las tradiciones.

Como ves, ser cofrade por primera vez puede suponer una cantidad importante. Afortunadamente en Matchbanker existen actualmente ofertas de financiación gratuitas. En todo caso, los precios depende enormemente de cada caso: materiales, cofradía, ciudad, etc. Así que antes de echarte las manos a la cabeza, infórmate en la cofradía por la que sientas más simpatía ya que, por lo general, los precios andan más por la parte baja de los intervalos que por el alta.

Ser cofrade por primera vez cuesta unos 500 €