Uno de los episodios de embestida a una patrullera de la Guardia Civil
Uno de los episodios de embestida a una patrullera de la Guardia Civil

Las fuerzas de seguridad han sufrido 266 agresiones en el Campo de Gibraltar en los últimos cuatro años

Las fuerzas de seguridad han sufrido 266 agresiones en el Campo de Gibraltar en los últimos cuatro años
La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha urgido este jueves al Ministerio del Interior a cumplir su compromiso de declarar las costas andaluzas, y en espacial la gaditana y la Costa del Sol, como Zona de Especial Singularidad (ZES) ante la situación generada por el narcotráfico.
En una conferencia de prensa en Sevilla, los máximos dirigentes de la AUGC han reclamado la aplicación inmediata de la ZES para las costas de la comunidad autónoma que están "asoladas" por el narcotráfico.

"A día de hoy, el ministro (Fernando) Grande-Marlaska y su departamento han abandonado institucionalmente a los guardias civiles, pues no han dado ningún paso al frente para implantar la Zona de Especial Singularidad en zonas como Cádiz", han denunciado tras recordar que la declaración de la ZES fue un compromiso que el titular de Interior adquirió en la reunión que mantuvo con la AUGC el pasado 14 de enero.

"Sin embargo, vemos que es una medida que está permanentemente "en estudio y va quedando emplazada indefinidamente", han remachado.

Según la AUGC, el Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar ha repercutido de manera positiva, ya que hay más denuncias por tráfico de drogas en la Línea de la Concepción, comarca donde se sitúa el municipio.

"Los datos sobre las infracciones por este hecho delictivo que recoge el Ministerio del Interior reflejan un aumento desde que el plan se implanto en el 2018 con motivo del progresivo deterioro de las condiciones de seguridad", han resaltado, a la vez que han insistido en que ello debería ir acompañado de un mayor compromiso por parte de Marlaska.

Según la citada asociación, desde el año 2018 hasta hoy se han producido 266 ataques contra los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que operan en el Campo de Gibraltar, de los que 179 requirieron la baja médica por las lesiones y 72 han pasado a situación de retiro por la pérdida de las condiciones psicofísicas.

"A algunos de ellos ni tan siquiera se les ha reconocido que esto haya ocurrido en acto de servicio, lo que provoca que se les reduzca el porcentaje de discapacidad, y los guardias civiles que han sufrido esta circunstancia sin cumplir los 20 años de servicio ven notablemente mermados sus ingresos", han lamentado.

Según la AUGC, el Ministerio del Interior "no puede continuar mirando hacia otro lado", ya que la acción en la zona costera andaluza y, particularmente, en Cádiz y la Costa del Sol, es "urgente y tiene que ser inmediata".

Para la citada asociación, la Declaración de Zona de Especial Singularidad supondría un refuerzo para la seguridad pública, un aumento del catálogo de puestos de trabajo, la dotación de más medios técnicos materiales e incentivos económicos, sociales y profesionales en una zona tan problemática.

Las fuerzas de seguridad han sufrido 266 agresiones en el Campo de Gibraltar en los últimos cuatro años