incautación de hachís
incautación de hachís

La Policía desarticula una red que realizaba robos con violencia de droga a otros narcos

La Policía desarticula una red que realizaba robos con violencia de droga a otros narcos
La Policía Nacional ha detenido a 18 miembros de una organización criminal de ámbito nacional e internacional que robaba sustancias estupefacientes a otros traficantes para luego venderlas, en una macrooperación desarrollada en las localidades de Alicante, Castellón y Murcia, en la que, además, se han intervenido 43 kilos de hachís.
La banda, cuyo ámbito de actuación era principalmente España y Marruecos, realizaba robos con violencia a otros traficantes, conocidos como "vuelcos", en Andalucía (Almería y Campo de Gibraltar) y suministraba la droga sustraída a otros distribuidores para su venta tanto a mediana como a pequeña escala.

El epicentro de la distribución de la droga robada se encontraba en la localidad alicantina de Crevillent, donde el cabecilla de la red suministraba las sustancias a otros traficantes para que también las vendieran al menudeo en diferentes municipios de la provincia de Alicante.

Varios integrantes del grupo se dedicaban al lavado del dinero procedente de las transacciones de la droga, utilizando para ello un comercio de venta de ropa y comprando tanto bienes inmobiliarios como vehículos de alta gama en el extranjero, según han informado este lunes fuentes policiales.

La investigación permitió también desmantelar un piso que la organización utilizaba como "centro de operaciones", donde presuntamente se almacenaba, se embalaba y se disponía la sustancia estupefaciente para su posterior venta.

Los agentes practicaron 21 registros domiciliarios en las localidades de Alicante, Crevillent, Elche, Cox, Sant Vicent del Raspeig, Torrevieja, Monforte del Cid, Murcia, Molina de Segura y Castellón, donde se aprehendieron 51.850 euros en efectivo, un arma de fuego, 43 kilos de hachís, cerca de 400 gramos de cocaína, marihuana, bombonas de butano con doble fondo para el transporte de la droga, balanzas de precisión, útiles para la manipulación de sustancias estupefacientes y ocho vehículos de alta gama.

El amplio dispositivo policial fue llevado a cabo conjuntamente por el Grupo UCRIF de la Comisaría de Elche, la UDYCO de Murcia, los grupos operativos de respuesta, las unidades de Prevención y Reacción, y guías caninos de las comisarías de Alicante, de Elche y de la Jefatura Superior de Murcia, respectivamente, en colaboración con la Policía Local de Crevillent, población donde se efectuaron diez de los registros.

Los sospechosos, de nacionalidades española y marroquí, de entre 22 y 50 años, han sido puestos a disposición de los correspondientes juzgados de instrucción de guardia de las localidades donde fueron capturados por los presuntos delitos de tráfico de drogas, robo con violencia, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Las mismas fuentes han indicado que se ha decretado el ingreso en prisión para siete de ellos y han explicado que el Juzgado de Instrucción número 2 de Alicante dirige las diligencias de este caso.

La Policía desarticula una red que realizaba robos con violencia de droga a otros narcos