Opinión

La Cabalgata

La Cabalgata

El mal tiempo ha obligado a un cambio en el horario de salida, que ya muchos pensamos que debería mantenerse en los próximos años

Señor alcalde, menudo pelotazo ha pegado usted y su equipo hoy. Pelotazo de los que muchos se van a acordar toda su vida, porque lo vivido hoy en las calles de Algeciras ha sido mágico, maravilloso.

Se la han jugado, han apostado a ganador, han sido valientes, y han tenido su recompensa. Muchos eran los que pedían a gritos un cambio de día para el desarrollo de la Cabalgata, porque las previsiones eran de lluvia y viento. Son los mismos que cuando caen tres gotas, le piden cerrar colegios. No se apure, son haters, viven para eso.

Han demostrado que saben lo que tienen entre manos y que no se puede ceder por las pretensiones de cuatro agitadores sociales que solo buscan crear confusión, y si algo sale mal, algo por lo que rezan, cargarle a usted el mochuelo, aunque lo ocurrido sea obra de la naturaleza.

Pero volvamos a la Cabalgata. El horario ha sido un acierto, y ya somos muchos los que con la cabeza fría pensamos que mantenerlo sobre las cinco y media de la tarde (para que nos de tiempo a comer tranquilos…), sería lo mas conveniente en un día que se ha convertido por méritos propios en uno de los más grandes del año.

Miles de personas desde muy temprano en las calles, un Arrastre cada vez más multitudinario, hoy incluso mas ágil, con la llegada de los Reyes más rápidita que otros años, la entrega de las llaves de la ciudad sobre el escenario, delante de un Llano Amarillo abarrotado, y un ambiente realmente espectacular.

Después a comer, con los bares y restaurantes de todos los rincones de la ciudad, llenos de familias, una delicia que como me decía el amigo Cote de Onda Algeciras, “es un regalo para esta ciudad tener los bares y restaurantes que tenemos, con esa gastronomía variada y para todos los bolsillos”.

Y finalmente, la Cabalgata, casi sin descansar, pero llenos de energía positiva que nos ayudaba a los mas mayores a seguir disfrutando de este día tan especial.

Eso sí, dos recomendaciones que no quejas. La primera, creo que las administraciones deberían empezar a pensar seriamente en tener personas pendientes de las redes sociales para poder atajar de raíz las malas intenciones de algunas publicaciones. Segunda, la Cabalgata. Este día merece que se haga un esfuerzo especial para tener una Cabalgata mas brillante. Se que muchos dirán que hay cosas mas importantes, tal vez sí, pero Algeciras el 5 de enero debe convertirse en la Capital de la Magia, y la Cabalgata sería el colofón perfecto a un día en el que no solo salen a la calle los algecireños, sino que nos visitan muchas familias de la provincia y fuera de ella. Piénselo.

Dicho esto, estoy derrotado por este día tan intenso, pero feliz de que la lluvia no haya aparecido. Como diría el capitán Hannibal del Equipo A, “me encanta que los planes salgan bien”, aunque no sean mis planes.

Felices Reyes