Opinión

El Punta Europa, de pena

El Punta Europa, de pena

La verdad es que resulta lamentable y penoso entrar en el Hospital Punta Europa

En el artículo anterior hablaba de las obras del nuevo hospital de La Línea y de la chapuza de obras que se están haciendo después de años de estar paradas. Obras sin licencia, falta de aparcamientos, sin UCI, etc, etc.

Ahora, he estado en el Hospital Punta Europa. He ido por la tarde y he entrado por la puerta trasera de Consultas Externas. Estaba abierta y no había nadie por allí. Eso sí, estaban todos los ordenadores , mesas e infraestructuras expuestas a quien quisiera robarlas. Allí colocas un camión en la puerta y te llevas todo sin ningún problema. Sigo buscando la zona de Rayos X y me encuentro con unas cuantas camas apiladas en un hueco de escaleras, justo enfrente de donde se ha inaugurado la Unidad de Hemodinámica. Los pasillos por toda esa zona están hasta los topes de cajas que ocupan la mitad del espacio y cuando no son cajas, son camas que están allí , justo allí en el medio del pasillo.

Cuando vas a llegar a la zona de exploraciones, te encuentras en medio del pasillo un contenedor de basura, si, exactamente igual que los que están en cualquier calle o barriada de la ciudad. Esto está a poco menos de cinco metros de la zona radiológica. Miré en el contenedor y allí se echa de todo. En fin, lo ideal para un hospital y una zona radiológica. Y luego nos hablan de los virus de hospitales.

La verdad es que resulta lamentable y penoso entrar en el Hospital Punta Europa y encontrarte, como comentaba antes, que no hay nadie en las consultas externas y que lo pueden desvalijar sin problema alguno, que las camas se encuentran apiladas en los huecos de escaleras o en los pasillos junto con cajas y un hermoso contenedor verde de los de la calle junto a la zona radiológica.

Alguien me podrá decir que me han contado una cosa exagerada pero no es así, no me lo han contado, lo he visto en primera persona y da hasta miedo ver en las condiciones en las que se encuentra.

Menos mal que la sanidad pública  es la joya de la corona de nuestra Presidenta. Sería interesante que el gerente del Área sanitaria se diese una vuelta por el hospital y echara un vistazo a las condiciones en que se encuentra.