ciudadanos

Opinión

Se nos acaba la paciencia

Desgraciadamente, en la cultura política española actual impera la disciplina de partido por encima de todo y el político que diga lo contrario miente a sus votantes