Pedro Sanchez y Pablo Iglesias durante una reunion en el Congreso de los Diputados.  FOTO: JOSE LUIS ROCA (Archivo)
Pedro Sanchez y Pablo Iglesias durante una reunion en el Congreso de los Diputados. FOTO: JOSE LUIS ROCA (Archivo)

NEGOCIACIÓN ABIERTA

El Gobierno del PSOE pactará con Podemos subidas de impuestos para 2019

El Gobierno del PSOE pactará con Podemos subidas de impuestos para 2019

Impuesto a la banca, al diésel y a las empresas tecnológicas que repercutirán en los ciudadanos, a lo que también se pretende gravar con una posible subida del IRPF

Llega la hora de negociar los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y las intenciones del Gobierno del PSOE pasan por aumentar el gasto a consta de subir los impuestos a los españoles. De hecho, el Gobierno se muestra dispuesto a negociar con Unidos Podemos una serie de gravámenes a las empresas tecnológicas, a la banca y al diésel, así como la imposición de nuevos tipos de carácter medioambiental.

Esta subida de impuestos es una exigencia de Unidos Podemos al Ejecutivo si quiere contar con el voto favorable de la formación morada, y que se refleja en un documento de 17 páginas con las exigencias al PSOE, con el que ambas formaciones pretenden salvar el no del Congreso como ya ocurriera el pasado mes de julio.

La negociación está ya abierta en aras de aprobar la nueva senda de déficit que se plantea el PSOE, esto es, aumentar el gasto público para lo cual Europa no ha puesto reparos siempre y cuando se realice en un marco de estabilidad presupuestaria que lo marca el aumento de los ingresos, vía impuestos.

Entre las propuestas que se barajan también está la subida del IRPF, algo que afectaría al conjunto de los españoles.

Según fuentes de Hacienda, "hay margen para elevar la aportación tributaria de las grandes corporaciones y de sectores que hoy se escapan del radar de Hacienda. Es necesario plantear una fiscalidad del siglo XXI que haga frente a los retos de la globalización y que proteja el medio ambiente".

En el Gobierno, eso sí, dejan claro que no sería una subida generalizada. "Se puede elevar la recaudación sin afectar a la clase media", explican en Hacienda. El Gobierno ya intentó negociar con Podemos la senda de déficit pero en julio no fue posible. Desde el Ejecutivo trasladan que las relaciones con Podemos son muy buenas en este momento y confían en que se podrá llegar a un acuerdo en las próximas semanas.

Para cambiar su voto y aprobar los objetivos de déficit la formación de izquierdas quiere que se apruebe un impuesto a la banca, y una reforma del impuesto de sociedades para que exista un suelo no deducible del 15%. En su comparecencia en el Congreso el pasado 17 de julio, Pedro Sánchez anunció su intención de que las empresas paguen el 15% efectivo del impuesto de sociedades, en la misma línea que plantea Podemos. Apuntó también un alza de tributos a las empresas tecnológicas. Ahí hay mucho margen para negociar.

Podemos plantea un impuesto sobre las grandes fortunas y la eliminación de las sociedades de inversión de capital variable (Sicav), un instrumento financiero que permite a personas con grandes capitales tributar a tipos muy reducidos. Además, reclama el incremento en el tipo marginal del IRPF en los tramos más altos, es decir, de más de 60.000 euros brutos anuales. El Gobierno de momento no tiene intenciones de tocar ese tipo.

El partido de Pablo Iglesias quiere, asimismo, eliminar las deducciones fiscales de los planes de pensiones privados en el IRPF.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha cargado contra la posible subida impositiva. "Nos costó mucho arrancarle al Gobierno del PP la bajada de IRPF en los presupuestos 2018, después de las subidas de impuestos de ZP y Rajoy. Y ahora, cuando empezaba cierto alivio para la clase media trabajadora, competición PSOE vs Podemos: a ver quién sube más los impuestos", ha escrito Rivera en la red social Twitter.

El Gobierno del PSOE pactará con Podemos subidas de impuestos para 2019