Pedro Sanchez desde Moncloa
Pedro Sanchez desde Moncloa

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Pedro Sánchez advierte que "lo peor está por llegar" y pide que no se critique su gestión

Pedro Sánchez advierte que "lo peor está por llegar" y pide que no se critique su gestión
En una intervención en directo, el presidente del Gobierno de España advierte que quedan días muy duros

Tras una larga comparecencia, el presidente del Gobierno ha advertido que está por llegar, “el impacto de la ola más dura y dañina del virus". Antes, Pedro Sánchez se ha dedicado a justificar las medidas que se han ido tomando, según ha explicado, “aplicando la estrategia definida por la OMS y los expertos".

Sánchez no ha señalado ni una sola medida nueva, y se ha dedicado en su intervención de mas de una hora, a exponer una serie de datos como el alto consumo de internet o la bajada del consumo de queroseno en los aviones. Con mas de 1.300 muertos en lo que llevamos de crisis, el discurso ha girado en torno a las medidas ya adoptadas, y la confesión de que quedan días duros, "lamentablemente, los casos diagnosticados y los fallecidos van a aumentar en los próximos días. Estamos en un momento crítico y van a llegar días muy duros", ha afirmado.

En concreto, Sánchez ha situado el final de la próxima semana como uno de los momentos más duros y delicados de la pandemia en España. "Nos debemos preparar psicológica y emocionalmente para llegar al final de la próxima semana muy fuertes”, señalaba en su discurso.

A pesar de que Pedro Sánchez ha afirmado que siempre han seguido las indicaciones de los expertos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo cierto es que España apenas si ha tomado medidas serias hasta el pasado 9 de marzo, un día después de las manifestaciones que llenaron España de personas, y que la Unión Europea desaconsejó una semana antes.

La propia OMS declaró alerta sanitaria internacional el 30 de enero. Elevó el tono a "amenaza muy grave" el 11 de febrero, y a "muy alta" el 28 de febrero. El 2 de marzo, la Unión Europea aconsejaba, a través de un informe, no convocar reuniones multitudinarias. El Gobierno ha hecho caso omiso a todas estas decisiones conocidas.

En un momento en el que aparecen críticas a la gestión del Gobierno, tanto por el hecho de haber permitido la manifestación del 8-M como procedentes del personal sanitario y de algunas comunidades denunciando la falta de material, Sánchez ha expuesto que el Ejecutivo lleva dos meses comprando y que se ha repartido, se está repartiendo y se repartirá a las regiones. "Estamos buscando mascarillas homologadas, respiradores y cualquier material que necesite el personal sanitario", ha defendido. Ha pedido "unidad" y ha reclamado que no haya críticas, circunstancia que ha afeado.

Pedro Sánchez advierte que "lo peor está por llegar" y pide que no se critique su gestión