CAPTACIONES DE LA GARGANTA DEL CAPITÁN

Batalla judicial para impedir que Junta y PSOE provoquen una subida del recibo del agua

Batalla judicial para impedir que Junta y PSOE provoquen una subida del recibo del agua

El Ayuntamiento ha anunciado una batalla contra la decisión de la Junta de Andalucía de retirar las captaciones de agua de la Garganta del Capitán que datan de 1962

ALGECIRAS. - 

Con independencia de los criterios medio ambientales que deben cumplirse, lo cierto es que las captaciones de agua de la Garganta del Capitán proceden de una concesión histórica de la ciudad de Algeciras, que fue renovada por 75 años en 1962, y que la propia Ley de Aguas aprobada por un gobierno socialista en 1985, lo refrenda.

Estas circunstancias legales son las que la cargan de razones al Ayuntamiento de Algeciras para recurrir la decisión de la Junta de retirar dichas captaciones, y de anunciar la apertura de la vía contencioso administrativa para mantener este recurso que permite, entre otras cosas, que las familias algecireñas tengan el agua más barata de la provincia, y una de las más baratas de Andalucía. "Afortunadamente, por encima de la Junta y el Ayuntamiento, está la justicia", apuntalaba Luis Ángel Fernández.

Así lo anunciaba el Ayuntamiento en una rueda de prensa en la que el propio Luis Ángel Fernández, teniente alcalde delegado de Hacienda; Eva Pajares, consejera delegada de Emalgesa; y Laura Ruiz, delegada de Medio Ambiente, mostraron su indignación por esta "tercera vez" que la Junta de Andalucía, con la complicidad del PSOE algecireño, amenaza con cortar las captaciones.

Fernández se mostró especialmente molesto con la parlamentaria socialista Rocío Arrabal, a la que acuso en varias ocasiones de mentir, de no defender los derechos de los algecireños, y de utilizar con "malas artes". Arrabal, en una iniciativa parlamentaria preguntaba a la Junta por esta situación apuntando a que Algeciras contaba con dos ramales para el abastecimiento de agua y por tanto estaba garantizado el suministro, cuando el segundo ramal no solo no existe, sino que desde 2012 la Junta lleva anunciando su construcción, "y no está, como tampoco está el materno, la ciudad de la justicia, el conservatorio, el colegio de San Bernabé. Estamos acostumbrados a estos anuncios de la Junta", aseguraba Fernández.

"Arrabal miente, porque no hay dos ramales, solo hay uno y ella lo sabe, y si se cortase este ramal toda la zona norte quedaría desprovista de agua por bastante tiempo", aseguraba Luis Ángel Fernández, quien ha acusado a la Junta de "no respetar a unos vecinos de la zona norte que podrían quedarse sin agua por mucho tiempo si se avería este único ramal".

Según los datos aportados en la rueda de prensa, las captaciones de agua de la Garganta del Capitán solo permiten el uso del 10% del caudal medio, lo que significa que se trata de 25 litros por segundo, respetando escrupulosamente el caudal ecológico. De hecho, existen informes técnicos realizados ante notario, donde técnicos de Emalgesa y de la Junta de Andalucía, han podido comprobar que se respeta el caudal ecológico.

El cierre de estas captaciones provocaría la subida del recibo del agua, aun no cuantificada, ya que el aporte actual de este ramal sería compensado con la compra de mas agua a los pantanos, algo que repercutiría en los recibos.

De todas formas, antes de este proceso judicial, el Ayuntamiento confía en que el Partido Popular pueda frenar estas intenciones de la Junta de Andalucia a traves de acciones en el seno del Parlamento Andaluz, "porque el PSOE no tiene mayoría absoluta. Necesitamos el apoyo de Ciudadanos, que esperemos que no tome parte por esa cacicada".

El PSOE y Arrabal no son de fiar

Fernández se ha mostrado duro con la actitud de la Junta de Andalucía, del PSOE algecireño y de Rocío Arrabal, "que tiene autentica obsesión con todo lo que se refiere al agua de esta ciudad".

Recordaba el delegado de Hacienda los ocho millones de euros que la Junta "lleva chupándonos" en estos cuatro años de los recibos del agua a través del canon autonómico y que no revierte en la ciudad. Fernández acuso a Arrabal y a Fernando Silva de poner trabas judiciales y administrativas a la construcción del colector de Jacinto Benavente, además de haber solicitado que los ocho millones del coste de la obra lo pagara el Ayuntamiento, "es decir, que lo paguen los ciudadanos".

"Votaron en contra, pusieron un recurso, lo llevaron a los tribunales, y el día que se votaba en Mancomunidad no acudieron tratando de que no hubiera quórum, hicieron todo lo posible por que la obra de los colectores no se hiciera", aseguraba Luis Ángel Fernández.

Batalla judicial para impedir que Junta y PSOE provoquen una subida del recibo del agua