Correo acumulado Reparto
Correo acumulado

EMPRESARIOS MUESTRAN SU RECHAZO A ESTA SITUACIÓN

Indignación con la huelga salvaje en Correos y con la actitud de la empresa

Indignación con la huelga salvaje en Correos y con la actitud de la empresa

Cientos de personas muestran su rechazo a la conflictividad que está provocando problemas en muchas empresas al no recibir el correo

ALGECIRAS. - "El pulso que están echando es desmesurado", es la reacción de un empresario que lamenta la huelga que mantienen los trabajadores de Correos, convocados por CGT y de la que se han desmarcado los grandes sindicatos, UGT, CCOO y CSIF, quienes no han apoyado ninguna de las convocatorias de paros parciales que se alargan ya a diez semanas, y que ha provocado una acumulación de cartas, certificados y paquetes de más de un millón de envíos sin repartir.

La indignación ha subido de tono cuando por decisión de la empresa, el correo ordinario y certificado debe dejar paso a la correspondencia electoral durante el cumplimiento de los servicios mínimos, que se aplican entre las once y las dos de la tarde todos los días de la semana.

"Retener el correo de los ciudadanos es un delito", apunta otro empresario del Cortijo Real, quien lamenta que su correo esté retenido en la Oficina de Correos y Telégrafos "del sur de Europa, no del Norte de África".

Otro ciudadano, Paulo C., relata su situación, " Es vergonzoso, veo muy bien que luchen por sus derechos y no repartan nada, pero deberían de dejar que los ciudadanos recojan sus cartas y paquetes. A mí me han dicho en mi cara que no me dan mis paquetes y me acerque por la entrada inferior y los paquetes tirados por todos sitios". Lola B. también muestra su malestar, "Me han extraviado facturas de pago, talones, pagarés, confirmings, comunicaciones importantes y que, en caso de no atenderlas, tengo multa... Es insostenible. No podemos más. Está influyendo en el funcionamiento de las empresas y eso ya no puede ser".

Otro empresario lamenta que se haya devuelto un certificado del Registro Mercantil en el que le otorgaban el nombre de una sociedad que aun no ha podido constituirse por la falta de este requisito imprescindible, "esta huelga ha empezado a afectar a empresas que queremos comenzar a funcionar, pero así es imposible. La reivindicación deja de ser justa cuando otros sufren las injusticias".

Manuel Q. ha sido más contundente, " Habría que mirar con lupa eso de los servicios mínimos y presentar, llegado el caso, una denuncia contra el sindicato correspondiente".

Indignación con la huelga salvaje en Correos y con la actitud de la empresa
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad