Los interpretes de lenguaje de signos contra la Junta por su precariedad laboral

Los interpretes de lenguaje de signos contra la Junta por su precariedad laboral
ALGECIRAS. - Las trabajadoras intérpretes de lengua de signos del Campo de Gibraltar siguiendo la estela de sus compañeras de Málaga acordaron convocar una concentración para sumarse a las movilizaciones que se llevarán a cabo el próximo día 10 de Junio por toda Andalucía de cara a renegociar el “Pliego de condiciones” que regula su situación laboral, y que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía renovará este verano. Dicha concentración se llevará a cabo en la puerta de la Subdelegación de Gobierno de la Junta de Andalucía en Algeciras (Calle Regino Martínez) el próximo miércoles 10 de Junio, a partir de las 18:00 horas, concentración a la que han sido invitadas las comunidades educativas de los seis Institutos de Enseñanza Secundaria en La Línea de la Concepción, San Roque y Algeciras en los que estudia alumnado sordo, sus familiares, sindicatos docentes que apoyan la Educación Pública y personas solidarias con la causa. Las trabajadoras continuarán con sus movilizaciones el 17 y el 24 de Junio junto a sus compañeras y compañeros de la provincia de Cádiz. En la concentración se procederá a leer un manifiesto en el que las intérpretes reivindican su dignidad laboral y denuncian la situación de precariedad laboral que vienen padeciendo desde hace años como colectivo que desarrolla su labor profesional dentro del aula, en centros públicos de la Junta de Andalucía. Son el puente de comunicación entre el alumnado sordo y el profesorado, son el puente de comunicación entre el alumnado oyente y el alumnado sordo. Son pieza clave en el proceso de enseñanza-aprendizaje, dentro de un modelo educativo que pretende ser igualitario e inclusivo. Sin embargo, para la Junta de Andalucía son invisibles, simples números dentro de un presupuesto cada vez más reducido. Son un paquete barato que cada dos años va de empresa a empresa subastada al mejor postor y en un concurso público, donde no se respetan ni las más mínimas condiciones de dignidad profesional y llegando a sufrir reducciones desorbitadas al mes en la nómina de cada trabajadora en los últimos años. El 99 % de las intérpretes de Lengua de Signos son mujeres, con cargas familiares y que están sometidas a una gran inseguridad e inestabilidad laboral, exigen a la Junta de Andalucía que se reconozca la función del Intérprete de Lengua de Signos dentro de los centros educativos como personal laboral, puesto que desempeñan su trabajo codo con codo con el profesorado en los institutos públicos de Andalucía, formando parte directa del equipo de orientación del centro.

Los interpretes de lenguaje de signos contra la Junta por su precariedad laboral
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad