Landaluce acusa a la oposición de volver a usar la táctica del miedo hacia los trabajadores municipales

Landaluce acusa a la oposición de volver a usar la táctica del miedo hacia los trabajadores municipales
La táctica del miedo, que cada cierto tiempo esgrimen los partidos de la oposición cuando gobierna el Partido Popular, vuelve a salir a la palestra con la Reforma de la Administración Local que se tramita en el Congreso de los Diputados y el Senado, y que una vez aprobada va a propiciar una mejor financiación local, así como la eliminación de las duplicidades. Eso es al menos la intención del Gobierno Central, y que responde a una demanda ciudadana que permita el adelgazamiento de una administración, que gracias a la otra administración, a la paralela, ha engordado la nómina hasta unas cifras ciertamente alarmantes, como lo demuestra el abultado gasto público. El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha sido tajante al garantizar que la reforma de la administración local aprobada por el Gobierno no va a afectar de ninguna de las maneras ni a los servicios que se prestan desde el Consistorio, ni mucho menos a ninguno de sus trabajadores, cuyos puestos están asegurados. Con estas declaraciones, Landaluce ha querido zanjar de una vez por todas, el falso debate iniciado por los partidos de la oposición sobre esta reforma recurriendo a la táctica de intentar asustar a los trabajadores con eslóganes, algo que ya intentaron en la pasada campaña electoral y que no les sirvió para nada. Como se recordará, PSOE e IU, utilizaron a los trabajadores de la limpieza pública de Algeciras para advertirles que la llegada del Partido Popular a la alcaldía supondría la privatización de la empresa y un riesgo para sus puestos de trabajo, algo que no solo no ha ocurrido, sino que el propio equipo de gobierno ha rescatado servicios en manos privadas, como la limpieza de colegios y cementerios, garantizando la estabilidad de la propia gestión pública de Algesa, y desmontando el argumento asustadizo de la oposición local. Esta misma semana, los ayuntamientos gobernados por el PSOE en la Comarca, concretamente San Roque y La Línea, han realizado protestas con escaso seguimiento, a las puertas de sus respectivos consistorios. Landaluce ha asegurado que la Ley de reforma de la Administración Local, garantiza la viabilidad de los ayuntamientos y hace que éstos puedan desarrollar las políticas sociales, además de clarificar cuáles son las competencias propias que tienen los consistorios y los protege frente a las competencias impropias que han venido asumiendo durante años porque otros no las hacían. En este sentido, añadió que a partir de ahí, los ayuntamientos podrán ser objeto de delegación de esas competencias, pero si son objeto de esa delegación tiene que haber un blindaje, porque van a recibir la financiación suficiente.

Actitud irresponsable de la oposición

“Sería deseable que los partidos en la oposición, que son los mismos que sustentan el Gobierno de la Junta de Andalucía, se dedicasen a reclamar el pago de la deuda en políticas sociales que debe el Ejecutivo andaluz a nuestro consistorio, en lugar de abanderar campañas vacías de contenido y, además, falsas”, ha asegurado Jose Ignacio Landaluce. “Confiamos en que la oposición abandone ese espíritu de irresponsabilidad que parece que impregna en todos los proyectos que presenta el Gobierno, que sea capaz de reflexionar, de apostar decididamente por los ayuntamientos y de aportar alguna propuesta que mejore la planteada por el Ejecutivo”, subrayó el alcalde. La reforma, prosigue Landaluce, establece cuáles son las competencias que tienen los ayuntamientos y cuáles son las de las Comunidades Autónomas, garantizando que éstas van a pagar a los primeros aquellas competencias que organizan y, por lo tanto, viene a ordenar un sector público tan importante. El alcalde continúa asegurando que esta reforma es un paso muy importante desde el punto de vista del equilibrio de los municipios y del fortalecimiento de su posición. Los municipios son parte del Estado, tiene que haber una lealtad recíproca entre los municipios, las Comunidades Autónomas y la Administración General el Estado y esta protección y diseño competencial viene a fortalecer esta cuestión. De todas formas, el proyecto, concluye Landaluce, ha sufrido una transformación extraordinaria comparado con lo que fue el primer borrador, ya que a lo largo de este año se ha hablado con mucha gente, con la FEMP, alcaldes y con otros grupos políticos y fruto de todo ese dialogo son las modificaciones que hacen que el proyecto sea muy distinto y, sobre todo, consensuado.

Landaluce acusa a la oposición de volver a usar la táctica del miedo hacia los trabajadores municipales
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad