Bus urbano Algeciras CTM
Bus urbano Algeciras CTM

TRANSPORTE URBANO

La misma Izquierda Unida que amplió la privatización del bus urbano pide ahora el rescate

La misma Izquierda Unida que amplió la privatización del bus urbano pide ahora el rescate

En 2008, PSOE e IU adjudicaron el servicio a Grupo Ruíz hasta el año 2022

ALGECIRAS. - La historia de CTM - Grupo Ruiz en Algeciras es necesario repasarla para saber cómo se ha llegado a este punto en el que la empresa decide presentar concurso voluntario de acreedores. Conviene adelantar que la situación actual, si nos atenemos a los impagos de las subvenciones municipales, no es muy diferente de la vivida por esta empresa desde que el 2008 se hiciera con la concesión hasta el año 2022 del servicio urbano de transporte.

PSOE e IU, que siempre han apostado por los servicios públicos, decidieron adjudicar la concesión a una empresa privada, Grupo Ruiz, a la que subvencionaban anualmente según el número de pasajeros de cada año. "Cuanto mayor sea el número de usuarios, menor será la aportación del Ayuntamiento y viceversa", matizó el entonces concejal de Movilidad Urbana, Javier Soto. Para que lo entiendan, la empresa privada se aseguraba que de las arcas públicas saliera dinero para compensar un bajo número de usuarios.

La nueva empresa concesionaria renovó la antigua flota de autobuses, poniendo en servicio veintiún nuevos vehículos, planteó 18 líneas urbanas, se comprometió a aumentar la información a los usuarios, y a una inversión de seis millones de euros. La empresa prometió también la incorporación de cartelería digital en las paradas, una web donde poder consultar incluso los tiempos de espera.

Finalmente, Grupo Ruiz solo puso en marcha 12 de las 18 líneas planteadas y redujo la inversión a 4,8 millones de euros, comenzando a operar en el mes de julio de 2009. Ni siquiera un tercio de las paradas dispone de información, y la web aun está en construcción seis años después. La euforia en PSOE e IU era de tal magnitud que ambos representantes aseguraban que «estamos ante una nueva etapa que nos acerca aún más a Europa».

La "brillante" gestión permitía a la empresa Grupo Ruiz recibir hasta un millón de euros en función de número de usuarios. Cuantos menos usuarios más dinero limpio para la empresa.

Apenas un año después de la adjudicación comenzaron los problemas. Los trabajadores de la empresa se manifestaban en noviembre de 2010 por los retrasos en el pago de las nóminas, y amenazaban con huelga indefinida. La situación llegó hasta tal límite, que el PMD no pudo disponer de los autobuses necesarios para el traslado de los clubes locales a sus lugares de competición. La deuda superaba el millón de euros.

En abril de 2011, apenas un mes antes de las elecciones municipales, el Ayuntamiento hablaba de un acuerdo de pago de la deuda con la empresa por los impagos de las subvenciones de los años 2009 y 2010 por unos 700.000 euros. El acuerdo para el pago era posterior a la fecha de las elecciones, es decir, PSOE e IU se marchaban en mayo de 2011 sin pagar un solo euro a la empresa a la que habían renovado.

Estos problemas se han ido repitiendo a lo largo de los años 2012, 2013, 2014 y el actual, donde la situación ya se vislumbraba desde primeros de año. La empresa siempre ha responsabilizado al Ayuntamiento de su situación, mientras que el Ayuntamiento ha culpado a la empresa de su mala gestión.

Ahora Izquierda Unida, la misma formación que mantuvo el servicio privatizado cuando podría haberlo municipalizado en su etapa de gobierno, pide al Partido Popular que acometa "un proceso de rescate de la concesión y la gestión directa del servicio mediante una empresa pública de titularidad municipal".

El concejal de Izquierda Unida ha reiterado su "solicitud de convocatoria de una junta de portavoces extraordinaria y urgente en la que poder abordar la delicada situación del transporte público en nuestra ciudad y en la que se comprometan medidas de actuación que permitan una salida al actual estado de cosas".

Desde este grupo municipal se ha recordado que "la pasada semana tuvieron la oportunidad de trasladar su posición a los trabajadores del servicio, cuya complicidad consideramos inexcusable a la hora de tomar medidas y de diseñar el futuro del servicio de autobuses urbanos de nuestra ciudad”, concluía Jose Luis Alcántara.

La misma Izquierda Unida que amplió la privatización del bus urbano pide ahora el rescate
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad