derribo grada CEIP_campo de gibraltar
derribo grada CEIP_campo de gibraltar

Los padres y madres del CEIP Campo de Gibraltar comunican su desagrado por el derribo de las gradas

Los padres y madres del CEIP Campo de Gibraltar comunican su desagrado por el derribo de las gradas
La prioridad es que se abra el patio que lleva once años cerrado, que
reparen el aula matinal y que el salón de actos vuelva a funcionar

La asociación de madres y padres del colegio público Campo de Gibraltar, de
Algeciras, nunca ha pedido que se derriben las gradas de hormigón del campo de
deportes, tal y como comenzó a hacer una máquina excavadora este viernes
pasado. En nuestra presencia ningún consejo escolar ha aprobado pedir el derribo
de las gradas. Esta asociación siempre ha pedido, en todos sus comunicados
públicos difundidos desde septiembre de 2019 hasta hoy, que se reparen. Y
recordamos que en marzo de 2020, tras una denuncia del sindicato CGT,
Inspección de Trabajo ordeno a las autoridades que en un plazo de tres meses
debían reparar las gradas porque suponían un riesgo para la salud y la integridad
de los trabajadores y el alumnado del colegio.

Ni ayuntamiento ni Junta hicieron caso a la orden y con las gradas sin usar lleva el centro años. Nosotros lo que
hemos pedido siempre es que las arreglen para que vuelvan a ser utilizadas por el
alumnado del colegio y por las vecinas y vecinos del barrio, como han hecho en
todos los actos públicos, sociales y culturales que se han desarrollado en La
Bajadilla desde los años 70 del siglo pasado hasta hoy.
Juan Corbacho, de la asociación de vecinos La Cañá, dejó muy claro en una reunión
con dos concejales del PP celebrada en el ayuntamiento el 12 de agosto pasado junto a otros representantes vecinales de La Bajadilla, que La Cañá no está de acuerdo con el derribo de las gradas del colegio porque perjudica a un barrio que carece de instalaciones públicas de cualquier tipo.

Este portavoz vecinal recuerda que en La Bajadilla no hay centro de salud, no hay hogar del pensionista, no hay centro de asuntos sociales, no hay oficina municipal de ningún tipo, no hay
polideportivo, no hay parque ni jardines públicos. No hay nada de nada y encima
destruyen lo único que teníamos, las gradas.
Por todas estas razones esta asociación de madres y padres pide que se
construyan otras gradas nuevas y, sobre todo, que se hagan de forma urgente las
obras prioritarias del colegio:
- Que se arregle de forma urgente el muro que separa el colegio de la
urbanización vecina para que el antiguo patio de los niños, que lleva cerrado
desde hace diciembre de 2010, vuelva a ser utilizado por los escolares.
-Que el patio cerrado esté abierto y perfectamente disponible este curso
que empieza. Ante un posible rebrote de la pandemia del Covid-19 todas las
medidas de prevención son bienvenidas y aumentar el espacio disponible por los
alumnos y alumnas en el colegio es indispensable. No es lo mismo tener a 300
alumnos en un patio que tener a 150.
-Que se arregle el aula matinal, que lleva cerrada desde principios de 2020
porque una grieta recorre paredes y techo. Esto ha obligado a usar el salón de
actos como aula matinal, por lo que alumnos y alumnas ahora no disponen ni de
una instalación ni de la otra.
-Que se repare íntegramente el suelo de entrada a los aularios más
antiguos del colegio, la que discurre entre el salón de actos y la casa del guarda.
-Que se repare también el patio de Infantil, que tiene el suelo levantado
por muchos sitios, desnivelado en otros y agujeros por todas partes.
El Ayuntamiento de Algeciras ha informado de que las obras del muro ya han sido
adjudicadas. Nos alegramos de que así sea, pero no vamos a dejar de presionar y
exigirlas hasta que no las veamos ya en marcha. Y que no hagan de estas
actuaciones un motivo para su propaganda política. Más bien debería ser al contrario:

El alcalde, José Ignacio Landaluce, y sus concejalas y concejales deberían
pedir disculpas a nuestras hijas e hijos y a todo el barrio de La Bajadilla por haber
dejado que este colegio público se haya deteriorado durante años hasta los niveles
que ha llegado sin que ellos hayan hecho nada. Y más cuando antes de ser alcalde
Landaluce dijo, en 2011, que él arreglaba el colegio en dos meses. Ya van más de
diez años y medio y aún estamos esperando a que lo haga.

Los padres y madres del CEIP Campo de Gibraltar comunican su desagrado por el derribo de las gradas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad