Rinconcillo sin arena por los efectos de los temporales
Rinconcillo sin arena por los efectos de los temporales

AMPLIACIÓN DEL PUERTO DE ALGECIRAS

Podemos vaticina la desparición de las playas de Rinconcillo y Getares

Podemos vaticina la desparición de las playas de Rinconcillo y Getares

Aseguran que de llevarse a cabo la ampliación de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, en su opción sur o norte, las playas de Getares, San García, Chinarral y Rinconcillo, se irán perdiendo en los próximos años

Para el Círculo de Medio Ambiente de Podemos en el Campo de Gibraltar la nueva ampliación del puerto de Algeciras (APBA) hacia el frente del litoral hasta el Parque El Estrecho supondrá modificar la dinámica de las corrientes del litoral, bien con el efecto de aumentar la erosión de las playas algecireñas, o bien disminuyendo la cantidad de los depósitos de arenas en otros sectores de la costa.

Ello se traducirá en aumentar el ritmo en la pérdida de las playas de Algeciras y de la Bahía, hechos que ya son evidentes en las playas de Campamento, Guadarranque, Palmones y El Rinconcillo.

De llevarse a cabo la ampliación de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, en su opción sur o norte, las playas de Getares, San García, El Chinarral y El Rinconcillo, se irán perdiendo en los próximos años. A todo ello hay que sumar las consecuencias sociales y económicas en la zona sur de Algeciras para inmuebles y negocios.

La pérdida de arena en las playas algecireñas que ya ocurre cada año después de los temporales, aumentará con las nuevas barreras interpuestas con las ampliaciones del puerto. El mismo efecto tendrá lugar en las playas del resto de la Bahía.

El deterioro que presenta la playa de Getares ya es grave, y esta ampliación será su sentencia de muerte.

PROBLEMAS DE MEDIO AMBIENTE

La ampliación tardará siete años en ejecutarse y está pensada para hacer frente a un aumento del tráfico en contenedores de entre un 23 y un 48% en 2030. El aumento del tráfico de embarcaciones supondrá un aumento de las emisiones de gases contaminantes a la ciudad, igualmente el aumento de la actividad de los surtidores de hidrocarburos a las embarcaciones disparará el número de incidentes de emisiones de gases tóxicos, también conocidos popularmente como “malos olores”, y que ya suceden desde hace años.

Finalmente, los habitantes de las zonas afectadas sufrirán un fuerte impacto sobre su salud debido a los ruidos provenientes del incremento de la actividad portuaria, impacto que ya se sufre en la zona norte de la ciudad.

Hay que recordar que ya se perdió la playa de Los ladrillos, además se han estacando las aguas de las dársenas "Pesquera" y "Saladillo", las cuales presentan focos de malos olores y vertidos aguas residuales por la mala planificación entre la APBA y el Ayuntamiento de Algeciras.

En Algeciras ha sido la playa del Rinconcillo, la primera, en presentar una dinámica regresiva inducida por la incidencia de las importantes construcciones portuarias acometidas por la APBA que han modificado el oleaje incidente sobre la misma, lo que ha supuesto, entre otros fenómenos, el progresivo basculamiento hacia el sur de la playa por abrigo del dique principal.

En los últimos años, se ha dado una regresión de la línea de orilla de unos 15-20 m. en la zona sur del sistema dunar, y todo ello a pesar de las continuas aportaciones de arenas realizadas por la Demarcación de Costas en Andalucía-Atlántico.

El Dpto. Geografía física y análisis geográfico regional de la Universidad de Sevilla ya advertía, a principios de esta década de las consecuencias de las profundas transformaciones territoriales en el entorno de la bahía de Algeciras. Sus estudios concluían que la transformación del litoral había llevado al inicio de un ciclo erosivo general en las playas del arco de la bahía que, hoy por hoy, sólo perduran gracias a políticas de regeneración. Este hecho parece tener su origen en la disminución de las entradas de sedimento tras la regulación de los ríos Palmones y Guadarranque, la disminución de las reservas de arena (dunas y arenales) que se utilizaban para reponer los efectos de los temporales de invierno, una interrupción de los tránsitos sedimentarios longitudinales por el incremento de las infraestructuras portuarias de la APBA y un aumento de los fenómenos de reflexión del oleaje (endurecimiento y avance del frente costero) con incremento del transporte transversal y pérdida del sedimento hacia zonas profundas.

La solución pasa por realizar un Plan integral de recuperación de la Bahía de Algeciras. El plan tendría que contemplar la eliminación d ellas barreras y la creación de infraestructuras para recuperar la dinámica del litoral, así como la recuperación de los sebadales (praderas de Cymodocea nodosa), que permitan que nuestra Bahía vuelva a tener un agua limpia, oxigenada y rica en especies.

El Círculo Sectorial de Medio Ambiente de Podemos muestra su preocupación y cree que es necesario contribuir al debate público en la comarca, así como a tomar iniciativas políticas junto a sus diputados y diputas en el Parlamento Andaluz y en el Congreso para apostar por la Alternativa 0, es decir, no ampliar más el puerto de Algeciras.

Podemos vaticina la desparición de las playas de Rinconcillo y Getares