Una imagen del Tornado P44 frente a la costa linense
Una imagen del Tornado P44 frente a la costa linense

AGUAS TERRITORIALES ESPAÑOLAS

Un buque de guerra de la Armada ordenó a barcos británicos abandonar aguas españolas

Un buque de guerra de la Armada ordenó a barcos británicos abandonar aguas españolas

El buque de acción marítima Tornado fue el protagonista del hecho, que provocó la respuesta de la Royal Navy, aunque Reino Unido niega que hubiese ningún incidente

Tensión en aguas españolas en la tarde de ayer, cuando el Tornado P44, buque de guerra de la Armada española, ordenaba a varias embarcaciones, el buque granelero Great Victory y el petrolero Iver Accord, abandonar las aguas españolas. "Les sugiero aumentar la velocidad y dejar las aguas territoriales españolas", advirtieron por radio.

El buque español dio aviso por radio a las embarcaciones de tipo comercial al estar en aguas territoriales españolas, lo que motivó la respuesta de la Royal Navy que desplazo varios barcos a la zona.

Tras conocer las instrucciones dadas por el buque español Tornado, la Autoridad Portuaria de Gibraltar pidió a los barcos que desoyeran la orden y permanecieran anclados en el lugar mientras que la Marina Real gibraltareña salió al encuentro con dos lanchas en los alrededores.

El Gobierno de Gibraltar denunciaba este lunes a través de un comunicado el incidente en el que asegura que el buque español “desafió” a las Marina Real británica. Mientras, fuentes del Ministerio de Exteriores del Gobierno español niegan esos hechos, y Reino Unido ha dejado en evidencia al gobierno de Fabian Picardo ya que ha asegurado que no hubo ninguna "incursión" aunque ha reafirmado su soberanía sobre las "aguas territoriales gibraltareñas británicas".

Según el comunicado, "tras ser desafiado por la Royal Navy, el buque de guerra español navegó lentamente a lo largo de la costa de Gibraltar con sus armas descubiertas y tripuladas". El Gobierno de Gibraltar ha abierto una investigación y "está verificando todos los aspectos del incidente para garantizar que se tomen las medidas adecuadas lo antes posible". Según el documento, los servicios de control de tráfico marítimo gibraltareños han asegurado que las instrucciones dadas por el buque español "eran ilegales".

Fuentes del Ministerio de Exteriores han negado cualquier tipo de incidente y ha precisado que el buque "estaba desarrollando en esas aguas las misiones que tuviera encomendadas y le corresponden de modo habitual". Para Exteriores, las aguas que rodean el Peñón de Gibraltar son "mar territorial español donde, como estado ribereño, España proyecta su soberanía de acuerdo con el Derecho Internacional".

Un buque de guerra de la Armada ordenó a barcos británicos abandonar aguas españolas
#Linicom